Header

Ordenanza municipal tipo de protección contra la contaminación acústica

Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 7
1. Disposiciones generales
CONSEJERIA DE MEDIO AMBIENTE
ORDEN de 26 de julio de 2005, por la que se
aprueba el modelo tipo de ordenanza municipal de
protecci?n contra la contaminaci?n ac?stica.
La contaminaci?n ac?stica es una de las causas que motivan
el mayor n?mero de denuncias por parte de los ciudadanos,
debido a las molestias que conlleva este deterioro
ambiental. La Consejer?a de Medio Ambiente de la Junta de
Andaluc?a, consciente de este problema, ha realizado diversos
trabajos con el objeto de conocer las caracter?sticas del mismo
y, posteriormente, regular mediante la normativa adecuada
la situaci?n existente.
La Ley 7/1994, de 18 de mayo, de Protecci?n Ambiental,
establec?a el mandato de regular reglamentariamente la normativa
espec?fica en materia de emisi?n e inmisi?n de ruidos
y vibraciones en nuestra Comunidad Aut?noma, mandato al
que se dio cumplimiento a trav?s del Decreto 74/1996, de
20 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de la
Calidad del Aire. Posteriormente, con objeto de adecuar dicho
Reglamento a las nueva normativa, tanto estatal como comunitaria,
plasmada fundamentalmente en la Ley 37/2003, de
17 de noviembre, del Ruido, y en la Directiva 2002/49/CE,
de 25 de junio de 2002, sobre evaluaci?n y gesti?n del ruido
ambiental, se procedi? a sustituirlo, en lo que se refiere a
ruidos y vibraciones, por el Reglamento de Protecci?n contra
la Contaminaci?n Ac?stica en Andaluc?a, aprobado mediante
el Decreto 326/2003, de 25 de noviembre.
Por todo ello, y para proceder al total cumplimiento de
la normativa citada, dado que gran parte de la responsabilidad
y competencia en materia de seguimiento, control y posterior
adopci?n de medidas corresponde a los Ayuntamientos, es
necesario aprobar una nueva Orden que sustituya al anterior
modelo tipo de Ordenanza Municipal de protecci?n del Medio
Ambiente contra los ruidos y vibraciones, aprobado por Orden
de la Consejer?a de Medio Ambiente de 3 de septiembre de
1998, que qued? derogada por el anteriormente mencionado
Decreto 326/2003.
El nuevo modelo tipo aprobado mediante esta Orden, sustituye
al antes citado, constituyendo, por tanto, el nuevo marco
de referencia para que los Ayuntamientos de la Comunidad
Aut?noma de Andaluc?a dispongan de un instrumento homog
?neo para poder afrontar los problemas que la contaminaci?n
ac?stica plantea.
En su virtud, de conformidad con lo establecido en el
art?culo 15.1.7.ë del Estatuto de Autonom?a para Andaluc?a
en relaci?n con el art?culo 149.1.23.ë de la Constituci?n espa-
ola, la Ley 6/1983, de 21 de julio, del Gobierno y la Administraci
?n de la Comunidad Aut?noma de Andaluc?a, o?das
las entidades p?blicas y privadas afectadas,
D I S P O N G O
Art?culo ?nico. Se aprueba, en desarrollo del Decreto
326/2003, de 25 de noviembre, por el que se aprueba el
Reglamento de Protecci?n contra la Contaminaci?n Ac?stica,
el modelo tipo de Ordenanza Municipal de Protecci?n del
Medio Ambiente contra los Ruidos y Vibraciones, que se inserta
a continuaci?n.
Disposici?n final ?nica. La presente Orden surtir efectos
el d?a siguiente al de su publicaci?n en el Bolet?n Oficial de
la Junta de Andaluc?a.
Sevilla, 26 de julio de 2005
FUENSANTA COVES BOTELLA
Consejera de Medio Ambiente
ORDENANZA MUNICIPAL TIPO DE PROTECCION CONTRA
LA CONTAMINACION ACUSTICA EN LA COMUNIDAD
AUTONOMA ANDALUZA
TITULO I
DISPOSICIONES GENERALES
Art?culo 1. Objeto.
La presente Ordenanza tiene por objeto regular la protecci
?n del medio ambiente urbano frente a los ruidos y vibraciones
que impliquen molestia, riesgo para la salud de las
personas o dao para bienes de cualquier naturaleza.
Art?culo 2. Ambito de aplicaci?n.
Quedan sometidas a las prescripciones establecidas en esta
Ordenanza todas las actividades, infraestructuras, equipos,
maquinaria o comportamiento que no estando sujetos a evaluaci
?n de impacto ambiental o informe ambiental de conformidad
con el art?culo 8 de la Ley 7/1994, de 18 de mayo,
de Protecci?n Ambiental de Andaluc?a, sean susceptibles de
producir ruidos o vibraciones que impliquen molestia, riesgo
o dao para las personas o bienes de cualquier naturaleza o
que causen efectos significativos sobre el medio ambiente.
Art?culo 3. Competencia administrativa.
Dentro del mbito de aplicaci?n de esta Ordenanza,
corresponde al Ayuntamiento velar por el cumplimiento de
la misma, ejerciendo la potestad sancionadora y de inspecci?n,
as? como la adopci?n de las medidas cautelares legalmente
establecidas.
Art?culo 4. Denuncias.
Toda persona f?sica o jur?dica podr denunciar ante el
Ayuntamiento cualquier actuaci?n p?blica o privada de las
enumeradas en el art?culo 2 que, incumpliendo las normas
de protecci?n ac?stica establecidas en la presente Ordenanza,
implique molestia, riesgo o dao para las personas o bienes
de cualquier naturaleza. Las denuncias se ajustarn al art?culo
68 de la presente Ordenanza.
TITULO II
OBJETIVOS DE CALIDAD ACSTICA
CAPITULO I
Areas de sensibilidad ac?stica
Art?culo 5. Definici?n de las reas de sensibilidad ac?stica.
Las reas de sensibilidad ac?stica se definen como aquellas
superficies o mbito territorial en las que se pretende que
exista una calidad ac?stica homog?nea.
Art?culo 6. Clasificaci?n de las reas de sensibilidad
ac?stica.
1. A efectos de la aplicaci?n de la presente Ordenanza,
las reas de sensibilidad ac?stica se clasifican de acuerdo
con la siguiente tipolog?a:
Pgina n?m. 8 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
Tipo I: Area de silencio. Zona de alta sensibilidad ac?stica,
que comprende los sectores del territorio que requieren una
especial protecci?n contra el ruido. En ella se incluyen las
zonas con predominio de los siguientes usos del suelo:
a) Uso sanitario.
b) Uso docente.
c) Uso cultural.
d) Espacios naturales protegidos, salvo las zonas urbanas.
Tipo II: Area levemente ruidosa. Zona de considerable
sensibilidad ac?stica, que comprende los sectores del territorio
que requieren una protecci?n alta contra el ruido. En ella se
incluyen las zonas con predominio de los siguientes usos del
suelo:
a) Uso residencial.
b) Zona verde, excepto en casos en que constituyen zonas
de transici?n.
c) Adecuaciones recreativas, campamentos de turismo,
aulas de la naturaleza y senderos.
Tipo III: Area tolerablemente ruidosa. Zonas de moderada
sensibilidad ac?stica, que comprende los sectores del territorio
que requieren una protecci?n media contra el ruido. En ella
se incluyen las zonas con predominio de los siguientes usos
del suelo:
a) Uso de hospedaje.
b) Uso de oficinas o servicios.
c) Uso comercial.
d) Uso deportivo.
e) Uso recreativo.
Tipo IV: Area ruidosa. Zona de baja sensibilidad ac?stica,
que comprende los sectores del territorio que requieren menor
protecci?n contra el ruido. En ella se incluyen las zonas con
predominio de los siguientes usos del suelo:
a) Uso industrial.
b) Zona portuaria.
c) Servicios p?blicos, no comprendidos en los tipos
anteriores.
Tipo V: Area especialmente ruidosa. Zona de nula sensibilidad
ac?stica, que comprende los sectores del territorio
afectados por servidumbres sonoras a favor de infraestructuras
de transporte, autov?as, autopistas, rondas de circunvalaci?n,
ejes ferroviarios, aeropuertos y reas de espectculos al aire
libre.
2. A efectos de la delimitaci?n de las reas de sensibilidad
ac?stica, las zonas que se encuadren en cada uno de los
tipos sealados en el apartado anterior lo sern sin que ello
excluya la posible presencia de otros usos del suelo distintos
de los indicados en cada caso como mayoritarios.
3. Asimismo, a fin de evitar que colinden reas de diferente
sensibilidad, se podrn establecer zonas de transici?n, en la
que se definirn valores intermedios entre las dos zonas colindantes.
En el caso de que una de las reas implicadas sea
de Tipo I los valores intermedios no podrn superar los asignados
a las reas de Tipo II.
Art?culo 7. Criterio de delimitaci?n.
El Ayuntamiento delimitar las Areas de Sensibilidad Ac?stica
en atenci?n al uso predominante del suelo.
Art?culo 8. L?mites de niveles sonoros.
Los l?mites de niveles sonoros aplicables en las Areas
de Sensibilidad Ac?stica sern los sealados en la Tabla n?m.
3 del Anexo I de la presente Ordenanza.
Art?culo 9. Revisi?n de las reas de sensibilidad ac?stica.
Una vez aprobada la delimitaci?n inicial de las reas de
sensibilidad ac?stica, el Ayuntamiento controlar, de forma
peri?dica, el cumplimiento de los l?mites en cada una de las
reas, as? como revisar y actualizar las mismas, como m?nimo,
en los siguientes plazos y circunstancias:
a) En los seis meses posteriores a la aprobaci?n definitiva
de su respectivo Plan General de Ordenaci?n Urban?stica, o
de su revisi?n.
b) En los tres meses posteriores a la aprobaci?n de cualquier
modificaci?n sustancial de las condiciones normativas
de usos de suelo.
CAPITULO II
Mapas de ruido y planes de acci?n
Art?culo 10. Definici?n y caracter?sticas de los mapas de
ruido.
1. Se entiende por mapa de ruido, la representaci?n de
los datos sobre una situaci?n ac?stica existente o pronosticada
en funci?n de un indicador de ruido, en la que se indicar
la superaci?n de un valor l?mite, el n?mero de personas afectadas
en una zona dada y el n?mero de viviendas, centros
educativos y hospitales expuestos a determinados valores de
ese indicador en dicha zona.
2. Los contenidos y objetivos de los mapas de ruido sern,
como m?nimo, los establecidos en el art?culo 13 del Reglamento
de Protecci?n contra la Contaminaci?n Ac?stica en
Andaluc?a, aprobado por Decreto 326/2003, de 25 de
noviembre.
Art?culo 11. Aprobaci?n de los mapas de ruido.
1. Los mapas de ruido se aprobarn, previo trmite de
informaci?n p?blica por un per?odo m?nimo de un mes y habrn
de revisarse y, en su caso, modificarse cada cinco aos a
partir de la fecha de su aprobaci?n.
2. Sin perjuicio de lo expresado en el prrafo anterior,
el Ayuntamiento insertar en los correspondientes peri?dicos
oficiales anuncios en los que se informe de la aprobaci?n
de los mapas de ruido y de los planes de acci?n que se definen
en el art?culo 12, indicando las condiciones en las que su
contenido ?ntegro ser accesible a los ciudadanos.
3. Los requisitos m?nimos que se deben cumplir en su
elaboraci?n, sern los indicados en el art?culo 15 del mencionado
Reglamento de Protecci?n contra la Contaminaci?n
Ac?stica en Andaluc?a.
Art?culo 12. Planes de acci?n.
1. El Ayuntamiento elaborar planes de acci?n encaminados
a afrontar en su territorio las cuestiones relativas al
ruido y a sus efectos, incluida la reducci?n del mismo si fuere
necesaria, en los supuestos y con el contenido y objetivos
previstos en la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido
y en el del Reglamento de Protecci?n contra la Contaminaci?n
Ac?stica en Andaluc?a, aprobado por Decreto 326/2003, de
25 de noviembre.
2. Los mapas de ruido sern utilizados como documento
bsico para conocer la situaci?n de ruido ambiental en la
poblaci?n y poder desarrollar planes de acci?n.
3. Los mapas de ruido y los planes de acci?n se someter
n, antes de su aprobaci?n, a informe vinculante de la Consejer
?a de Medio Ambiente de la Junta de Andaluc?a.
CAPITULO III
Zonas ac?sticamente saturadas
Art?culo 13. Presupuesto de hecho.
De conformidad con las determinaciones de esta Ordenanza,
sern declaradas Zonas Ac?sticamente Saturadas aquellas
Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 9
zonas del municipio en las que existan numerosas actividades
destinadas al uso de establecimientos p?blicos debidamente
autorizados, y en las que los niveles de ruido ambiental producidos
por la adici?n de las m?ltiples actividades existentes
y por las de las personas que las utilizan, provoquen afecci?n
sonora importante, seg?n lo establecido en el apartado e) del
art?culo 14.1 de esta Ordenanza, para el rea de sensibilidad
ac?stica en la que se encuentren incluidas.
Art?culo 14. Procedimiento de declaraci?n.
El procedimiento se iniciar de oficio o a instancia de
parte, comprendiendo los siguientes trmites:
1. Realizaci?n de un informe t?cnico previo que contenga:
a) Plano de delimitaci?n de la zona afectada, en el que
se incluirn los establecimientos de espectculos p?blicos,
actividades recreativas y comerciales, con definici?n expresa
de ?stas, indicando las dimensiones de fachadas, ventanas,
puertas y dems huecos a calles.
b) Relaci?n y situaci?n espacial de las actividades que
influyen en la aglomeraci?n de personas fuera de los locales.
c) Estudio que valore los niveles continuos equivalentes
durante el per?odo origen de la contaminaci?n ac?stica, al
objeto de conocer las evoluciones temporales de los niveles
sonoros en la zona de afecci?n.
d) Evaluaciones de la contaminaci?n ac?stica a nivel del
primer piso de viviendas, o bien en planta baja si fuera vivienda
de una sola planta. El n?mero de medidas a realizar en cada
calle o zona vendr definido por la dimensi?n de ?sta, siendo
necesario un m?nimo de tres puntos por calle o zona.
Se realizarn mediciones en todos los cruces de calles,
as? como un n?mero de medidas entre ambos cruces de calles,
teniendo en cuenta que la distancia mxima de separaci?n
entre dos puntos de medici?n sea de 50 metros.
Las mediciones se realizarn al tresbolillo en cada una
de las aceras de las calles. Si s?lo hubiera una fachada, se
realizarn en ?sta.
e) Se realizarn evaluaciones bajo las siguientes situaciones:
Una evaluaci?n durante un per?odo de fin de semana
en horario nocturno, y otra en d?as laborales en horario
nocturno.
Para ambas valoraciones se utilizarn id?nticos puntos
de medida e id?nticos per?odos de evaluaci?n.
Se considerar que existe afecci?n sonora importante y
por lo tanto, podr ser la zona considerada como zona ac?sticamente
saturada, cuando se den algunos de los siguientes
requisitos:
– Que la mitad ms uno de los puntos evaluados, en
los per?odos nocturnos de mayor afecci?n sonora, tengan un
LAeq N igual o superior a 65 dBA, para reas de sensibilidad
ac?stica tolerablemente ruidosas (Tipo III). Para otras reas
de sensibilidad ac?stica se establecern los l?mites de 50 dBA
para reas de Tipo I, 55 dBA para reas de Tipo II y 70
dBA para reas de Tipo IV.
– Que la mitad ms uno de los puntos evaluados, en
los per?odos nocturnos de mayor afecci?n sonora, tengan un
LAeqN superior en 10 dBA respecto a las valoraciones realizadas
los d?as de m?nima afecci?n sonora.
f) Plano de delimitaci?n que contenga todos los puntos
en los que se han realizado mediciones, ms una franja perimetral
de al menos 50 metros, y que alcance siempre hasta
el final de la manzana, que ser considerada como zona de
respeto.
2. Propuesta de medidas a adoptar.
3. Trmite de informaci?n p?blica de conformidad con
el art?culo 86 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de
R?gimen Jur?dico de las Administraciones P?blicas y del Procedimiento
Administrativo Com?n. El Ayuntamiento realizar
adems la difusi?n de la apertura de dicho trmite, por otros
medios que faciliten su conocimiento por los vecinos y de
los titulares de los establecimientos de espectculos p?blicos,
recreativos, comerciales e industriales existentes en la zona
afectada, a fin de que puedan presentar las alegaciones que
estimen convenientes.
4. Declaraci?n de zona ac?sticamente saturada, con
expresi?n de los lugares afectados, medidas adoptadas, as?
como el plazo en el que est? previsto alcanzar los valores
l?mite, que nunca podr ser superior a un ao. Como m?nimo
debern adoptarse las siguientes medidas:
a) Suspensi?n del otorgamiento de nuevas licencias de
apertura, as? como de modificaci?n o ampliaci?n, salvo que
lleven aparejadas disminuci?n de los niveles de emisi?n, o
supongan un mero cambio de titularidad.
b) Limitaci?n del r?gimen de horarios de acuerdo con
la normativa vigente en materia de Espectculos P?blicos y
Actividades Recreativas de Andaluc?a.
5. Publicaci?n en el Bolet?n Oficial de la Provincia y comunicaci
?n as? mismo en la prensa de mayor difusi?n de la
localidad.
Art?culo 15. Efectos de la declaraci?n.
1. Las zonas ac?sticamente saturadas quedarn sujetas
a un r?gimen especial de actuaciones de carcter temporal,
que tendr por objeto la progresiva reducci?n de los niveles
sonoros exteriores, hasta alcanzar los l?mites establecidos en
esta Ordenanza.
2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el art?culo 14.4, el
?rgano municipal competente podr adoptar, previo trmite
de informaci?n p?blica, todas o alguna de las siguientes medidas,
caso de no estar ya incluidas en la Declaraci?n de zona
ac?sticamente saturada publicada:
a) Prohibici?n o limitaci?n horaria de colocar mesas y
sillas en la v?a p?blica, as? como suspensi?n temporal de las
licencias concedidas.
b) Establecimiento de restricciones para el trfico rodado.
c) Establecimiento de l?mites de emisi?n al exterior ms
restrictivos que los de carcter general, exigiendo a los titulares
de las actividades las medidas correctoras complementarias.
Art?culo 16. Plazo de vigencia y cese de la zonas ac?sticamente
saturadas.
1. El Ayuntamiento establecer en la Declaraci?n el plazo
de vigencia de las zonas ac?sticamente saturadas que considere
necesario para la disminuci?n de los niveles sonoros
ambientales en la zona de actuaci?n, teniendo en cuenta lo
dispuesto en el art?culo 14.4.
2. Cada tres meses, el Ayuntamiento, de oficio o a petici?n
de los afectados, realizar nuevas mediciones en los puntos
sealados en el apartado d) del art?culo 14.1, debiendo poner
esta documentaci?n a disposici?n p?blica para su consulta.
Las mediciones debern realizarse en las situaciones previstas
en el art?culo 14.1.e).
3. En el caso de que no se consiga la reducci?n prevista
en los niveles sonoros que dieron origen a la declaraci?n de
zona ac?sticamente saturada, el Ayuntamiento adoptar, de
forma consecutiva, todas las medidas previstas en el apartado
segundo del art?culo 15, hasta alcanzar los valores l?mite establecidos
en esta Ordenanza.
Pgina n?m. 10 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
CAPITULO IV
Planificaci?n urban?stica
Art?culo 17. Planes Urban?sticos.
En la elaboraci?n de los planes urban?sticos municipales,
se tendrn en cuenta las prescripciones contenidas en esta
Ordenanza, sin perjuicio de lo establecido en el art?culo 21
del Reglamento de Protecci?n contra la Contaminaci?n Ac?stica
en Andaluc?a, aprobado por Decreto 326/2003.
TITULO III
NORMAS DE CALIDAD ACUSTICA
CAPITULO I
L?mites admisibles de ruidos y vibraciones
Secci?n 1.ã. L?mites admisibles de ruidos
Art?culo 18. L?mites admisibles de ruidos en el interior
de las edificaciones, en evaluaciones con puertas y ventanas
cerradas.
1. En el interior de los recintos de una edificaci?n, el
Nivel Ac?stico de Evaluaci?n (NAE), expresado en dBA, valorado
por su nivel de inmisi?n sonora, utilizando como ?ndice
de valoraci?n el nivel continuo equivalente, LAeq, con las
correcciones a que haya lugar, y medido con ventanas y puertas
cerradas, no deber sobrepasar, como consecuencia de la actividad,
instalaci?n o actuaci?n ruidosa externa al recinto, en
funci?n de la zonificaci?n, tipo de local y horario, a excepci?n
de los ruidos procedentes del ambiente exterior, los valores
indicados en la Tabla n?m. 1 del Anexo I de la presente
Ordenanza.
2. Cuando el ruido de fondo (nivel de ruido con la actividad
ruidosa parada), valorado por su LAeq, en la zona de consideraci
?n, sea superior a los l?mites del NAE expresados en
la Tabla n?m. 1 del Anexo I de la presente Ordenanza, el
ruido de fondo ser considerado como l?mite mximo admisible
del NAE.
3. El Nivel Ac?stico de Evaluaci?n NAE es un parmetro
que trata de evaluar las molestias producidas en el interior
de los recintos por ruidos fluctuantes procedentes de instalaciones
o actividades ruidosas.
Se define como:
NAE = LAeqAR + A , donde:
– LAeqAR, es el LAeq determinado, procedente de la actividad
ruidosa.
– A, es un coeficiente de correcci?n, definido como el
valor num?rico mayor entre los posibles ?ndices correctores:
K bajo nivel de ruido de fondo (P),
K tonos puros (K1),
K por tonos impulsivos (K2).
En toda valoraci?n ser necesario determinar el valor de
los ?ndices correctores, siendo:
a) P: Correcciones por bajo nivel de ruido de fondo:
Si el ruido de fondo medido en el interior del recinto sin
funcionar la actividad ruidosa, valorado por su L90, es inferior
a 27 dBA se establecer la siguiente relaci?n:
NAE = LAeqAR + P
Siendo:
– LAeqAR = El nivel continuo equivalente procedente de
la actividad generadora.
– P = Factor Corrector.
b) K1: Correcciones por tonos puros:
Cuando se detecte la existencia de tonos puros en la valoraci
?n de la afecci?n sonora en el interior de la edificaci?n,
se establecer la siguiente relaci?n:
NAE = LAeqAR + K1
El valor a asignar al parmetro K1 ser de 5 dBA. La
existencia de tonos puros debe ser evaluada conforme a lo
definido en los art?culos 25 y 26 de la presente Ordenanza.
c) K2: Correcci?n por tonos impulsivos:
Cuando se aprecie la existencia de ruidos impulsivos procedentes
de los focos ruidosos en el interior de la edificaci?n,
se establecer la siguiente relaci?n:
NAE = LAeqAR + K2
Detectada la existencia de tonos impulsivos en la evaluaci
?n, se le asignar un valor que no ser inferior a 2 dBA
ni superior a 5 dBA, de acuerdo con lo definido en el art?culo 26
de la presente Ordenanza. La sistemtica de determinaci?n
del parmetro K = Laim ± LAeq1min que establecer el valor
de la penalizaci?n K2, viene definida en el art?culo 25 de
la presente Ordenanza.
Una vez hallado el valor de NAE, correspondiente a cada
caso, ?ste ser el valor a comparar con los l?mites establecidos
en la Tabla 1 del Anexo I de la presente Ordenanza.
Art?culo 19. L?mites admisibles de ruidos en el interior
de las edificaciones, en evaluaciones con puertas cerradas
y ventanas abiertas.
En el interior de los locales de una edificaci?n, el NAE
expresado en dBA, valorado por su nivel de inmisi?n sonora,
utilizando como ?ndice de valoraci?n el nivel continuo equivalente,
LAeqAR, con las correcciones a que haya lugar por
bajos ruidos de fondo, tonos puros o tonos impulsivos y realizando
las mediciones situando el micr?fono en el centro de
la ventana completamente abierta, no deber sobrepasar,
como consecuencia de la actividad, instalaci?n o actuaci?n
ruidosa en el per?odo de tiempo tomado en consideraci?n,
en ms de 5 dBA el ruido de fondo valorado por su LAeq,
con la actividad ruidosa parada.
Art?culo 20. L?mites admisibles de emisi?n de ruidos al
exterior de las edificaciones.
1. Las actividades, instalaciones o actuaciones ruidosas
no podrn emitir al exterior, con exclusi?n del ruido de fondo,
un Nivel de Emisi?n al Exterior NEE, valorado por su nivel
de emisi?n y utilizando como ?ndice de valoraci?n el nivel
percentil 10 (L10), superior a los expresados en la Tabla n?m. 2
del Anexo I de la presente Ordenanza, en funci?n de la zonificaci
?n y horario.
2. Cuando el ruido de fondo valorado por su nivel percentil
10 (L10), sea superior al l?mite correspondiente de NEE expresado
en la Tabla n?m. 2 del Anexo I de esta Ordenanza,
este ruido de fondo ser considerado como valor l?mite mximo
admisible para el NEE.
3. En aquellos casos en que la zona de ubicaci?n de la
actividad o instalaci?n industrial no corresponda a ninguna
de las zonas establecidas en la Tabla n?m. 2 del Anexo I de
esta Ordenanza, se aplicar la ms pr?xima por razones de
Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 11
analog?a funcional o equivalente necesidad de protecci?n de la
contaminaci?n ac?stica.
Art?culo 21. L?mites admisibles de ruido ambiental.
1. En los nuevos proyectos de edificaci?n o de instalaci?n,
se utilizarn como l?mites sonoros, a nivel de fachada de la
edificaciones afectadas, los l?mites definidos en la Tabla n?m. 3
del Anexo I de esta Ordenanza, en funci?n del rea de sensibilidad
ac?stica y del per?odo de funcionamiento de la actividad,
valorados por su Nivel Continuo Equivalente D?a (LAeqd)
y Nivel Continuo Equivalente Noche (LAeqn).
2. La ubicaci?n, orientaci?n y distribuci?n interior de los
edificios destinados a los usos ms sensibles desde el punto
de vista ac?stico, se planificar con vistas a minimizar los
niveles de inmisi?n en los mismos, adoptando diseos preventivos
y suficientes distancias de separaci?n respecto a las
fuentes de ruido ms significativas, y en particular, del trfico
rodado.
3. Para la caracterizaci?n ac?stica de distintas zonas dentro
del planeamiento urban?stico consolidado, se utilizarn los
l?mites sonoros definidos en la Tabla n?m. 3 del Anexo I de
la presente Ordenanza, realizndose las mediciones en las
habitaciones ms afectadas de las edificaciones, ubicando el
micr?fono en el centro de la ventana completamente abierta.
4. En el anlisis de los problemas de ruido, incluidos
tanto en los estudios de impacto ambiental como en los proyectos
que deben ser sometidos a informe ambiental y calificaci
?n ambiental, en los que se utilicen modelos de predicci
?n, o cualquier otro sistema t?cnico adecuado, se tendrn
en cuenta los niveles sonoros expresados en la Tabla n?m. 3
del Anexo I de esta Ordenanza, como valores l?mites que no
debern ser sobrepasados en las fachadas de los edificios
afectados.
5. A las viviendas situadas en el medio rural les son
aplicables los valores l?mite de inmisi?n establecidos en la
Tabla n?m. 3 del Anexo I de esta Ordenanza, correspondientes
al rea de sensibilidad ac?stica Tipo II, si cumplen las siguientes
condiciones:
a) Estar habitadas de forma permanente.
b) Estar aisladas y no formar parte de un n?cleo de
poblaci?n.
c) Estar en suelo no urbanizable.
d) No estar en contradicci?n con la legalidad urban?stica.
Art?culo 22. L?mites mximos admisibles de emisi?n de
ruidos producidos por veh?culos de tracci?n mecnica y por
maquinaria.
1. Todos los veh?culos de tracci?n mecnica mantendrn
en buenas condiciones de funcionamiento el motor, la transmisi
?n, carrocer?a y dems elementos capaces de transmitir
ruidos, especialmente, el silencioso del escape, con el fin de
que el nivel sonoro emitido por el veh?culo, no exceda en
ms de 3 dBA los l?mites establecidos en las Tablas I y II
del Anexo II de la presente Ordenanza.
2. En los veh?culos que incorporen en ficha t?cnica reducida,
el valor del nivel sonoro medido con el veh?culo parado,
el l?mite mximo admisible ser aquel que no exceda en ms
de 3 dBA dicho valor, efectundose siempre la medici?n sonora
con el veh?culo parado.
3. La emisi?n sonora de la maquinaria que se utiliza
en las obras p?blicas y en la construcci?n debe ajustarse a
las prescripciones que establece la normativa vigente.
Secci?n 2.ã L?mites admisibles de vibraciones
Art?culo 23. L?mites admisibles de transmisi?n de vibraciones
de equipos e instalaciones.
Ning?n equipo o instalaci?n podr transmitir a los elementos
s?lidos que componen la compartimentaci?n del recinto
receptor, niveles de vibraciones superiores a los sealados
en la Tabla n?m. 4 y en el Grfico n?m. 1 del Anexo I de
la presente Ordenanza.
CAPITULO II
Normas de medici?n y valoraci?n de ruidos y vibraciones
Art?culo 24. Equipos de medida de ruidos, vibraciones
y aislamientos ac?sticos.
1. Como regla general se utilizarn:
– Son?metros integradores-promediadores, con anlisis
estad?sticos y detector de impulso, para medidas de NAE y
NEE.
– Son?metros con anlisis espectral para medidas en bandas
de tercios de octava, para medici?n de aislamientos ac?sticos,
vibraciones, NAE y tonos puros.
2. Al inicio y final de cada evaluaci?n ac?stica, se efectuar
 una comprobaci?n del son?metro utilizado mediante un
calibrador sonoro apropiado para el mismo. Esta circunstancia
quedar recogida en el informe de medici?n, donde adems,
se indicarn claramente los datos correspondientes al tipo de
instrumento, clase, marca, modelo, n?mero de serie y fecha
y certificado de la ?ltima verificaci?n peri?dica efectuada.
3. En la elaboraci?n de estudios y ensayos ac?sticos se
utilizarn para la medida de ruidos son?metros o analizadores
clase 1 que cumplan los requisitos establecidos por las normas
UNE-EN-60651: 1996 y UNE-EN-60651A1: 1997 para
son?metros convencionales, las UNE-EN-60804: 1996 y
UNE-EN-60804 A2: 1997 para son?metros integradores-promediadores,
y la UNE-20942: 1994 para calibradores sonoros
ac?sticos, en los dems casos se podrn utilizar son?metros
o analizadores de clase 2.
4. Los son?metros y calibradores sonoros se sometern
anualmente a verificaci?n peri?dica conforme a la Orden de
16 de diciembre de 1998, por la que se regula el control
metrol?gico del Estado sobre los instrumentos destinados a
medir niveles de sonido audible. El plazo de validez de dicha
verificaci?n ser de un ao. La entidad que realice dicha verificaci
?n emitir un certificado de acreditaci?n de la misma
de acuerdo con la Orden citada.
5. Para la medida de vibraciones se utilizarn aceler?-
metros y calibradores de aceler?metros, recogiendo en el informe
o certificado de medici?n el modelo de ?stos, su n?mero
de serie y la fecha y certificado de su ?ltima calibraci?n.
Art?culo 25. Criterios para la medici?n de ruidos en el
interior de los locales (inmisi?n).
1. La determinaci?n del nivel de presi?n sonora se realizar
 y expresar en decibelios corregidos conforme la red
de ponderaci?n normalizada, mediante la curva de referencia
tipo (A) dBA.
2. Las medidas de los niveles de inmisi?n de ruido, se
realizarn en el interior del local afectado y en la ubicaci?n
donde los niveles sean ms altos, y si fuera preciso en el
momento y la situaci?n en que las molestias sean ms acusadas.
Al objeto de valorar las condiciones ms desfavorables,
en las que se debern realizar las medidas, el t?cnico actuante
determinar el momento y las condiciones en que ?stas deben
realizarse. Como regla general, para ruidos que provengan
del exterior se efectuar la medici?n con las ventanas abiertas
y para el ruido que provenga del interior de la edificaci?n,
se efectuar la medici?n con las ventanas cerradas.
No obstante, a juicio del t?cnico actuante, si as? lo considerase
necesario, o por expresa solicitud del afectado o de
la autoridad competente, se realizar?an las medidas bajo ambos
considerandos, y se utilizarn como referencia aquellos que
resulten ms restrictivos. En el resultado de la valoraci?n ac?stica
deben quedar recogidas las razones justificativas de la
necesidad de efectuar las dos valoraciones.
Pgina n?m. 12 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
3. Los titulares de las instalaciones o equipos generadores
de ruidos facilitarn a los inspectores el acceso a instalaciones
o focos de emisi?n de ruidos y dispondrn su funcionamiento
a las distintas velocidades, cargas o marchas que les indiquen
dichos inspectores, pudiendo presenciar aquellos el proceso
operativo.
4. En previsi?n de los posibles errores de medici?n se
adoptarn las siguientes precauciones:
a) Contra el efecto pantalla: El micr?fono del son?metro
se colocar sobre el tr?pode y el observador se situar en el
plano normal al eje del micr?fono y lo ms separado del mismo,
que sea compatible con la lectura correcta del indicador de
medida.
b) Contra el efecto campo pr?ximo o reverberante, para
evitar la influencia de ondas estacionarias o reflejadas, se situar
 el son?metro a ms de 1,20 metros de cualquier pared
o superficie reflectante. En caso de imposibilidad de cumplir
con este requisito, se medir en el centro de la habitaci?n
y a no menos de 1,20 metros del suelo.
c) Contra el posible efecto del viento en las mediciones
con ventanas abiertas, el micr?fono se proteger con borla
antiviento y se medir la velocidad del viento y si ?sta supera
los 3 m/s se desestimar la medici?n.
5. Las medidas de ruido se realizarn durante un per?odo
de 10 minutos, con son?metro operando en respuesta rpida,
valorando los ?ndices LAeq, L90, Limpulse o Lmximo, tanto
para los per?odos con actividad ruidosa funcionando como para
los per?odos con actividad ruidosa parada.
6. El n?mero de determinaciones en el interior de los
recintos en evaluaciones con ventanas cerradas, siempre que
el espacio lo permita, ser como m?nimo de tres (3), o bien
utilizando un sistema tipo jirafa giratoria, valorando la media
energ?tica de las determinaciones realizadas, realizando al
menos cinco giros de 360ë.
7. En las mediciones de ruido con ventanas abiertas se
ubicar el equipo de medici?n con su adecuado sistema de
protecci?n intemperie, en el centro del hueco de la ventana
totalmente abierta a nivel de la rasante del cerramiento, procedi
?ndose a medir un per?odo de tiempo tal que se asegure
que se han tenido presentes las condiciones ms desfavorables
de afecci?n sonora provocadas por la actividad en consideraci
?n y durante el tiempo necesario para su evaluaci?n, esto
es, 10 minutos con actividad ruidosa funcionando y 10 minutos
con actividad ruidosa parada.
8. En aquellos casos en que la actividad ruidosa tuviese
una duraci?n inferior a 10 minutos, el tiempo de medici?n
deber recoger de forma clara e inequ?voca el per?odo real
de mxima afecci?n, valorndose al menos un per?odo de
un minuto.
9. En aquellos casos donde se detecte en el lugar de
evaluaci?n del problema de inmisi?n de ruidos la existencia
de tonos puros, tanto con ventana abierta como con ventana
cerrada, de acuerdo con la definici?n que se da en el Anexo IV
de la presente Ordenanza, se llevar a efecto una medici?n
y valoraci?n para comprobar la existencia de ?stos y si se
confirma su existencia se realizar la correspondiente ponderaci
?n en la evaluaci?n ac?stica, corrigi?ndose el valor del
LAeq con 5 dBA, para la valoraci?n del NAE.
La medici?n ac?stica para detectar la existencia de tonos
puros seguir la siguiente secuencia:
– Se colocar el son?metro analizador en el local objeto
de evaluaci?n siguiendo las prescripciones definidas en el apartado
4 del presente art?culo.
– Se realizar un anlisis espectral del ruido existente,
funcionando la fuente ruidosa entre las bandas de tercio de
octava comprendidas entre 20 y 10.000 Hz.
– El ?ndice a valorar en cada una de las bandas ser
el Nivel Continuo Equivalente durante al menos 60 segundos
en cada una de las bandas.
10. Para la medida de la posible existencia de ruidos
impulsivos, se seguirn las siguientes secuencias:
– Se colocar el son?metro en el local objeto de evaluaci?n
siguiendo las prescripciones definidas en el apartado 4 del
presente art?culo.
– Se determinar, de entre los 10 minutos de medici?n
con la actividad funcionando, aquel minuto cuyo LAeq sea
ms elevado (LAeq1 minuto).
– Se realizar una serie de determinaciones del nivel sonoro
colocando el detector del son?metro en modo Impulse,
(Laim). En caso de no disponer el equipo del modo Impulse,
se utilizar como ?ndice de valoraci?n en Lmax corregido en
5 dBA (Limpulse = Lmax + 5).
En esta posici?n se realizarn al menos tres determinaciones,
valorndose la media aritm?tica de ?stas. Este valor
se definir por Laim.
Se calcular el ?ndice K = Laim ± LAeq1min.
Art?culo 26. Criterios de valoraci?n de la afecci?n sonora
en el interior de los locales (inmisi?n).
1. Para la valoraci?n de la afecci?n sonora por ruidos
en el interior de los locales se debern realizar dos procesos
de medici?n. Uno con la fuente ruidosa funcionando durante
el per?odo de tiempo de mayor afecci?n, y otro, en los per?odos
de tiempo posterior o anterior al de evaluaci?n, sin la fuente
ruidosa funcionando, al objeto de poder determinar los ruidos
de fondo y los ruidos procedentes de la actividad origen del
problema.
2. Se valorar la afecci?n sonora de la fuente ruidosa
sobre el receptor, incluido el ruido de fondo, teniendo presente
el horario de funcionamiento de la actividad ruidosa, durante
un per?odo m?nimo de 10 minutos, valorando su Nivel Continuo
Equivalente LAeqT. Si la fuente ruidosa funcionase de forma
continua en per?odos inferiores a 10 minutos, el per?odo de
valoraci?n a considerar podr ser el mximo per?odo de funcionamiento
de la fuente, con un m?nimo de valoraci?n de
60 segundos.
3. Se valorar la afecci?n sonora en el lugar receptor
sin funcionar la fuente ruidosa, manteniendo invariables los
condicionantes del entorno de la medici?n. Durante el per?odo
de esta medici?n, 10 minutos, se determinar el ruido de
fondo existente, dado por su Nivel Continuo Equivalente
LAeqRF as? como el Nivel de Ruido de Fondo correspondiente,
definido por su nivel percentil L90RF en dBA.
4. El nivel sonoro procedente de la actividad ruidosa
LAeqAR se determinar por la expresi?n:
Si la diferencia entre LAeqT y LAeqRF es igual o inferior
a 3 dBA, se indicar expresamente que el nivel de ruido procedente
de la actividad ruidosa (LAeqAR) es del orden igual
o inferior al ruido de fondo, no pudi?ndose determinar con
exactitud el LAeqAR.
5. Para valorar los tonos puros se analizarn aquellas
bandas (Leq fi) en que el nivel sonoro sea superior a las bandas
anteriores (Leq fi-1) y posteriores a ?ste (Leq fi+1).
Existirn tonos puros cuando:
– En los anchos de banda (25 ± 125 Hz) [fi = 25, 31’5,
40, 50, 63, 80, 100, 125]
Leq fi o ((Leq fi-1 + Leq fi+1)/2) + 15
– En los anchos de banda (160 ± 400 Hz) [fi = 160,
200, 250, 315, 400]
Leq fi o ((Leq fi-1 + Leq fi+1)/2) + 8
– En los anchos de banda superiores a los 500 Hz
Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 13
Leq fi o ((Leq fi-1 + Leq fi+1)/2) + 5
En caso de cumplirse una o varias de las condiciones
anteriores, el valor de K1 ser 5 dBA, siendo su valor 0 dBA
en caso de no cumplirse ninguna de ellas.
6. Para evaluar la existencia de ruidos impulsivos y llevar
a efecto las correcciones del NAE se seguirn los siguientes
procedimientos operativos:
NAE = LAeqAR + K2
Si Kn2, la penalizaci?n K2 ser 0.
Si 2ÂKn4, K2 tendr el valor 2
Si 4ÂKn6, K2 tendr el valor 3
Si 6ÂKn8, K2 tendr el valor 4
Si 8nK, K2 tendr el valor 5
7. En las valoraciones que deban realizarse donde sea
inviable parar las fuentes de ruido de fondo: Procesos fabriles,
ubicaciones pr?ximas a v?as rpidas, etc., donde «a priori»
es inviable determinar de forma fehaciente el nivel continuo
equivalente del ruido de fondo (LAeqRF) y de ah? poder determinar
el ruido procedente de la fuente ruidosa en valoraci?n,
se seguir alguno de los siguientes procedimientos:
a) Se medir y determinar la p?rdida de energ?a ac?stica
entre el foco emisor en valoraci?n y el receptor. La afecci?n
ac?stica de la fuente ruidosa sobre el receptor vendr dada
por la diferencia entre la potencia ac?stica del foco emisor
y la p?rdida de la energ?a ac?stica.
b) Desarrollando cualquier otro procedimiento o sistema
de acuerdo con el estado de la ciencia que a juicio de la
Administraci?n municipal competente sea apropiado al caso.
Art?culo 27. Criterios para la medici?n de ruidos en el
exterior de los recintos (emisi?n).
1. La determinaci?n del nivel de presi?n sonora se realizar
 y expresar en decibelios corregidos conforme la red
de ponderaci?n normalizada, mediante la curva de referencia
tipo (A) dBA.
2. Las medidas de los niveles de emisi?n de ruido al
exterior a trav?s de los paramentos verticales de una edificaci
?n, cuando las fuentes emisoras de ruido estn ubicadas
en el interior del local o en fachadas de edificaci?n, tales
como ventiladores, aparatos de aire acondicionado o rejillas
de ventilaci?n, o bien a trav?s de puertas de locales ruidosos,
se realizarn a 1,5 m de la fachada de ?stas y a no menos
de 1,20 m del nivel del suelo. Siempre se elegir la posici?n,
hora y condiciones de mayor incidencia sonora.
En caso de estar situadas las fuentes ruidosas en azoteas
de edificaciones, la medici?n se realizar a nivel del l?mite
de la azotea o pretil de ?sta, a una distancia de la fuente
que ser el doble de la dimensi?n geom?trica mayor de la
fuente a valorar. El micr?fono se situar a 1,20 metros de
altura y si existiese pretil, a 1,20 metros por encima del mismo.
Cuando exista valla de separaci?n exterior de la propiedad
o parcela donde se ubica la fuente o fuentes ruidosas respecto
a la zona de dominio p?blico o privado, las mediciones se
realizarn en el l?mite de dicha propiedad, ubicando el micr?-
fono del son?metro a 1,2 metros por encima de la valla, al
objeto de evitar el efecto pantalla de la misma. Cuando no
exista divisi?n parcelaria alguna por estar implantada la actividad
en zona de dominio p?blico, la medici?n se realizar
en el l?mite del rea asignada en la correspondiente autorizaci
?n o concesi?n administrativa y en su defecto, se medir
a 1,5 metros de distancia de la actividad.
3. En previsi?n de posibles errores de medici?n se adoptar
n las siguientes medidas:
– El micr?fono se proteger con borla antiviento y se colocar
 sobre un tr?pode a la altura definida.
– Se medir la velocidad del viento y si ?sta es superior
a 3 m/s se desestimar la medici?n.
4. Las medidas de ruido se realizarn con son?metros
en respuesta lenta (SLOW), utilizando como ?ndice de evaluaci
?n el nivel percentil L10.
5. Se debern realizar dos procesos de medici?n de al
menos quince (15) minutos cada uno; uno con la fuente ruidosa
funcionando durante el per?odo de tiempo de mayor afecci
?n, y otro en los per?odos de tiempo posterior o anterior
al de evaluaci?n, sin la fuente ruidosa funcionando, al objeto
de poder determinar los ruidos de fondo y los ruidos procedentes
de la actividad origen del problema.
En aquellos casos donde la fuente ruidosa funcione de
forma continua en per?odos inferiores a 15 minutos, el per?odo
de valoraci?n a considerar podr ser el mximo per?odo de
funcionamiento de la fuente con un m?nimo de un (1) minuto.
Dada la importancia que en la valoraci?n de este problema
ac?stico tiene el ruido de fondo, en caso de no poder definir
con claridad los per?odos de menor ruido de fondo, se considerar
n los comprendidos entre la 1,00 y las 5,00 horas
del d?a, en caso que la actividad ruidosa tenga un funcionamiento
en per?odo nocturno. En otras circunstancias se
seleccionar el per?odo de tiempo ms significativo.
Art?culo 28. Criterios de valoraci?n de afecci?n sonora
en el exterior de recintos (emisi?n).
1. Se valorar la afecci?n sonora de la fuente ruidosa
sobre el receptor, incluido el ruido de fondo, durante un per?odo
m?nimo de 15 minutos, valorando su Nivel Percentil L10,T
en dBA. Si la fuente ruidosa funcionase de forma continua
en per?odos inferiores a 15 minutos, el per?odo de valoraci?n
a considerar podr ser el mximo per?odo de funcionamiento
de la fuente, con un m?nimo de valoraci?n de 60 segundos.
2. Se valorar la afecci?n sonora en el lugar receptor
sin funcionar la fuente ruidosa, manteniendo invariables los
condicionantes del entorno de la medici?n. Durante el per?odo
de esta medici?n, quince minutos, se determinar el ruido
de fondo existente, dado por su nivel percentil L10, RF en
dBA.
3. El nivel sonoro procedente de la actividad ruidosa valorada
por su L10,AR, se determinar por la expresi?n:
siendo:
L10AR = Nivel Percentil 10, en dBA, correspondiente a
la actividad ruidosa eliminado el ruido de fondo.
L10T = Nivel Percentil 10, en dBA, correspondiente a
la actividad ruidosa ms el ruido de fondo, valor medido durante
15 minutos, funcionando la actividad ruidosa.
L10RF = Nivel Percentil 10, en dBA, correspondiente al
ruido de fondo, esto es, a la medici?n realizada con la actividad
ruidosa parada, durante 15 minutos.
4. Si la diferencia entre L10,T y L10,RF es igual o inferior
a 3 dBA, se indicar expresamente que el nivel de ruido procedente
de la actividad ruidosa (L10,AR) es del orden igual
o inferior al ruido de fondo, no pudi?ndose determinar con
exactitud aqu?l.
Pgina n?m. 14 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
Art?culo 29. Criterios de medici?n de la inmisi?n sonora
en el ambiente exterior, producida por cualquier causa, incluyendo
medios de transporte.
1. El nivel de evaluaci?n del ruido ambiental exterior a
que estn expuestas las edificaciones, se medir situando el
micr?fono en el centro de las ventanas completamente abiertas
de las dependencias de uso sensible al ruido, tales como dormitorios,
salas de estar, comedores, despachos de oficinas
y aulas escolares.
2. En las zonas todav?a no construidas, pero destinadas
a edificaciones, se efectuarn las mediciones situando preferentemente
el micr?fono entre 3 y 11 metros de altura en
el plano de emplazamiento de la fachada ms expuesta al
ruido.
3. A pie de calle se efectuarn las mediciones situando
el micr?fono a 1,5 metros de altura y separndole lo ms
posible de las fachadas.
4. Cuando las mediciones de los niveles sonoros sean
realizadas en balcones o ventanas de fachadas, se realizar
una correcci?n consistente en sustraer 3 dBA, para considerar
el efecto del campo reflejado, en las determinaciones del valor
a asignar al nivel de inmisi?n percibido, para poder realizar
la comparaci?n con los valores l?mites de la Tabla n?m. 3
del Anexo I de la presente Ordenanza.
5. Las medidas de los niveles sonoros se realizarn en
continuo, durante per?odos de al menos 120 horas, correspondientes
a los episodios ac?sticamente ms significativos,
en funci?n de la fuente sonora que tenga mayor contribuci?n
a los ambientes sonoros, a fin de verificar el correcto funcionamiento
del equipo.
6. En caso de realizar valoraciones de caracterizaciones
ac?sticas de zonas, se determinar el n?mero de puntos necesarios
en funci?n de las dimensiones de la misma, preferiblemente
constituyendo los v?rtices de una cuadr?cula de lado
nunca superior a 250 metros.
7. Los micr?fonos debern estar dotados de elementos
de protecci?n, tales como pantallas antiviento o protectores
contra lluvia y aves, debiendo realizarse las preceptivas calibraciones
previas y posteriores al inicio y terminaci?n del per?odo
de mediciones.
8. Los ?ndices de valoraci?n que se utilizarn sern el
LAeqd y el LAeqn, correspondientes a cada uno de los d?as
del per?odo de medici?n, debi?ndose asimismo valorar y representar
la evoluci?n horaria de los LAeq en cada uno de los
puntos de medici?n.
Art?culo 30. Criterios de valoraci?n de inmisi?n sonora
en el ambiente exterior producidos por cualquier causa, incluyendo
medios de transporte.
1. Ser necesaria la valoraci?n ac?stica, tanto previa como
posterior a la implantaci?n de cualquier actividad, que pueda
producir un impacto ambiental ac?stico negativo.
2. Se realizarn este tipo de valoraciones en los proyectos
de caracterizaciones ac?sticas de zonas urbanas consolidadas,
al objeto de poder asignar la Zonas de Sensibilidad Ac?stica
que por su naturaleza y entorno corresponda.
3. Los ?ndices de valoraci?n utilizados sern los niveles
continuos equivalentes en sus per?odos diurnos y nocturnos
(LAeqd y LAeqn).
4. En aquellos casos que fuese requerido, se valorarn
as? mismo, los indicadores Lden, Lday, Levening y Lnight, para
los per?odos d?a, tarde y noche, siguiendo los per?odos de
tiempo y penalizaciones descritas para los mismos en el
Anexo IV de esta Ordenanza.
5. Para definir el cumplimiento o no de los l?mites legales
exigibles en cada caso, as? como para valorar la zona de sensibilidad
ac?stica que debe ser asignada a una determinada
rea urban?stica, se deber realizar la comparaci?n entre los
niveles de inmisi?n medidos de acuerdo con los criterios anteriormente
expuestos, y los niveles l?mites definidos en la Tabla
n?m. 3 del Anexo I de esta Ordenanza, para el per?odo de
tiempo en consideraci?n.
Art?culo 31. Criterios de medici?n de vibraciones en el
interior de los locales.
1. La determinaci?n de la magnitud de las vibraciones
ser la aceleraci?n, valorndose ?sta en m/seg2. Se utilizar
analizador espectral clase 1 o superior. Los equipos de medidas
de vibraciones deben cumplir con la norma ISO-8041.
2. Las mediciones se realizarn en tercios de octava para
valores de frecuencia comprendidos entre 1 y 80 Hz, cumpliendo
los filtros de medida lo exigido para el grado de precisi
?n 1 en la Norma UNE-EN-61260: 1997, determinndose
para cada ancho de banda el valor eficaz de la aceleraci?n
en m/s2.
3. El n?mero de determinaciones m?nimas a realizar ser
de tres medidas de aceleraci?n para cada evaluaci?n, seleccionando
para ello la posici?n, hora y condiciones ms
desfavorables.
4. El tiempo de medici?n para cada determinaci?n ser
al menos de un (1) minuto.
5. Para asegurar una medici?n correcta, adems de las
especificaciones establecidas por el fabricante de la instrumentaci
?n, se tendrn en cuenta las siguientes consideraciones:
a) Elecci?n de la ubicaci?n del aceler?metro: El aceler
?metro se debe colocar de forma que la direcci?n de medida
deseada coincida con la de su mxima sensibilidad (generalmente
en la direcci?n de su eje principal). Se buscar una
ubicaci?n del aceler?metro de manera que las vibraciones de
la fuente le lleguen al punto de medida por el camino ms
directo posible. Como regla general, se ubicar siempre en
el plano vibrante y en direcci?n perpendicular a ?l, ya sea
suelo, techo o paredes.
b) Colocaci?n del aceler?metro: El aceler?metro se debe
colocar de forma que la uni?n con la superficie de vibraci?n
sea lo ms r?gida posible, admiti?ndose los siguientes sistemas
de montaje:
– Mediante un vstago roscado, embutido en el punto
de medida.
– Pegar el aceler?metro al punto de medida, mediante
una capa de cera de abejas.
– Colocaci?n de un imn permanente, como m?todo de
fijaci?n, cuando exista una superficie magn?tica plana.
c) Influencia del ruido en los cables: Se ha de evitar el
movimiento del cable de conexi?n del aceler?metro al analizador
de frecuencias, as? como los efectos de doble pantalla
en dicho cable de conexi?n producida por la proximidad a
campos electromagn?ticos.
Art?culo 32. Criterio de valoraci?n de las afecciones por
vibraciones en el interior de los locales.
1. Se llevarn a efecto dos evaluaciones diferenciadas,
una primera con al menos tres medidas funcionando la fuente
vibratoria origen del problema, y otra valoraci?n de tres mediciones
en los mismos lugares de valoraci?n con la fuente vibratoria
sin funcionar.
2. Se calcular el valor medio de la aceleraci?n en cada
uno de los anchos de banda medidos para cada una de las
determinaciones, esto es, funcionando la fuente vibratoria y
sin funcionar ?sta.
3. Se determinar la afecci?n real en cada ancho de banda
que la fuente vibratoria produce en el receptor. Para ello, se
realizar una sustracci?n aritm?tica de los valores obtenidos
para cada valoraci?n.
4. Se proceder a comparar en cada una de las bandas
de tercios de octava el valor de la aceleraci?n (m/s2) obtenido,
con respecto a las curvas de estndares limitadores definidas
Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 15
en la Tabla n?m. 4 y Grfico n?m. 1 del Anexo I de la presente
Ordenanza, seg?n el uso del recinto afectado y el per?odo
de evaluaci?n. Se podrn utilizar otros m?todos si se demuestra
que proporcionan resultados equivalentes a los obtenidos
mediante el anteriormente citado.
5. Si el valor corregido de la aceleraci?n, obtenido en
m/s2 para uno o ms de los tercios de octava, supera el valor
de la curva estndar seleccionada, existir afecci?n por vibraci
?n, salvo en el caso de que los valores de la curva correspondiente
a las mediciones con la mquina o fuente vibratoria
sin funcionar fuesen superiores a la curva estndar aplicable,
en cuyo caso se considerarn aqu?llos como circunstancia
mxima admisible.
Art?culo 33. Medici?n y valoraci?n de aislamientos
ac?sticos.
1. Procedimiento de medida y valoraci?n de los aislamientos
ac?sticos en las edificaciones a ruido a?reo.
El procedimiento a seguir para la medida del aislamiento
ac?stico a ruido a?reo es el definido por la Norma UNE-ENISO
140, en su parte 4.ã
El procedimiento de valoraci?n de aislamiento ac?stico
a ruido a?reo seguir lo establecido en la Norma UNE-ENISO
717 parte 1.ã, utilizando como valor referencial el ?ndice
de reducci?n sonora aparente corregido con el t?rmino de adaptaci
?n espectral a ruido rosa (R’w+C).
En aquellos casos, de recintos adyacentes, donde no existe
superficie com?n de separaci?n y se requiera realizar una valoraci
?n del aislamiento ac?stico a ruido a?reo, se aplicar la
misma normativa, utilizando como valor referencial la diferencia
de nivel normalizada aparente corregida, con el t?rmino
de adaptaci?n espectral a ruido rosa (D’n,w+C).
2. Procedimiento de medida y valoraci?n de los aislamientos
ac?sticos a ruido estructural.
a) Al objeto de comprobar el aislamiento estructural a
ruido de impacto, se seguir el siguiente procedimiento de
medici?n:
– Se excitar el suelo del local emisor mediante una
mquina de impactos que cumpla con lo establecido en el
Anexo A de la Norma UNE-EN-ISO 140 parte 7.ã
– En el recinto receptor se determinarn los niveles sonoros
siguiendo los criterios establecidos en el art?culo 25 de
la presente Ordenanza, utilizando el procedimiento con ventanas
cerradas.
b) Se seguir lo definido en el apartado 3 del art?culo 36
de la presente Ordenanza, tomando como referencia el ruido
generado por la mquina de impactos.
3. Procedimiento de medida y valoraci?n de aislamiento
ac?stico de fachadas y cubiertas.
a) El procedimiento a seguir para la medida del aislamiento
ac?stico bruto a ruido a?reo de los paramentos horizontales
y verticales, colindantes con el exterior, es el definido por la
Norma UNE-EN-ISO 140 en su parte 5.ã
b) El procedimiento de valoraci?n del aislamiento ac?stico
seguir lo establecido en la Norma UNE-EN-ISO 717 parte 1.ã,
utilizando como valoraci?n referencial la diferencia de nivel
normalizado ponderado de elementos, corregido con el t?rmino
de adaptaci?n espectral a ruido de trfico CTR : D1S,2m,nw + CTR.
Art?culo 34. Medida y valoraci?n del ruido producido por
veh?culos a motor.
Los procedimientos para las medidas y valoraciones de
los ruidos producidos por motocicletas, ciclomotores y autom
?viles, as? como los sistemas de medici?n con el veh?culo
parado, son los establecidos en el Anexo III de esta Ordenanza.
TITULO IV
NORMAS DE PREVENCION ACUSTICA
CAPITULO I
Exigencias de aislamiento ac?stico en edificaciones donde se
ubiquen actividades e instalaciones productoras de ruidos
y vibraciones
Art?culo 35. Condiciones ac?sticas generales.
1. Las condiciones ac?sticas exigibles a los diversos elementos
constructivos que componen la edificaci?n que alberga
a la actividad, sern las determinadas en el Cap?tulo III de
la Norma Bsica de Edificaci?n sobre Condiciones Ac?sticas
en los Edificios (NBE-CA.81) y sus modificaciones (NBECA.
82 y NBE-CA.88), o la que en cada momento est? en
vigor. Dichas condiciones ac?sticas sern las m?nimas exigibles
a los cerramientos de las edificaciones o locales donde se
ubiquen actividades o instalaciones que generen niveles de
ruido, valorados por su nivel de presi?n sonora, iguales o inferiores
a 70 dBA.
2. Los valores de los aislamientos ac?sticos exigidos, se
consideran valores m?nimos en relaci?n con el cumplimiento
de los l?mites que para el NAE y el NEE se establecen en
esta Ordenanza. Para actividades en edificaciones no incluidas
en el mbito de aplicaci?n de la NBE-CA.88, se exigir un
aislamiento ac?stico a ruido a?reo nunca inferior a 45 dBA,
medido y valorado seg?n lo definido en el art?culo 33 de esta
Ordenanza, para las paredes separadoras de propiedades o
usuarios distintos.
Art?culo 36. Condiciones ac?sticas particulares en actividades
y edificaciones donde se generan niveles elevados
de ruido.
1. En aquellos cerramientos de edificaciones donde se
ubiquen actividades o instalaciones que generen un nivel de
ruido superior a 70 dBA, se exigirn unos aislamientos ac?sticos
ms restrictivos, nunca inferiores a los indicados en el
art?culo anterior, en funci?n de los niveles de ruido producidos
en el interior de las mismas y horario de funcionamiento, estableci
?ndose los siguientes tipos:
Tipo 1. Los establecimientos de espectculos p?blicos,
actividades recreativas y comerciales, sin equipos de reproducci
?n/amplificaci?n sonora o audiovisuales, supermercados,
locales con actividades de atenci?n al p?blico, as? como las
actividades comerciales e industriales en compatibilidad de
uso con viviendas que pudieran producir niveles sonoros
de hasta 90 dBA, como pueden ser, entre otros, obradores
de panader?a, gimnasios, imprentas, talleres de reparaci?n de
veh?culos y mecnicos en general, talleres de confecci?n y
similares, sin equipos de reproducci?n musical, debern tener
un aislamiento ac?stico normalizado o diferencia de nivel normalizada
en caso de recintos adyacentes a ruido a?reo m?nimo
de 60 dBA, medido y valorado seg?n lo definido en el art?culo
33 de esta Ordenanza, respecto a las piezas habitables
de las viviendas con niveles l?mite ms restrictivos.
Tipo 2. Los establecimientos de espectculos p?blicos,
actividades recreativas y comerciales, con equipos de reproducci
?n/ampliaci?n sonora o audiovisuales, salas de mquinas
en general, talleres de chapa y pintura, talleres con tren de
lavado automtico de veh?culos, talleres de carpinter?a met-
lica, de madera y similares, as? como actividades industriales
donde se ubiquen equipos ruidosos que puedan generar ms
de 90 dBA, debern tener un aislamiento ac?stico normalizado
o diferencia de nivel normalizada en caso de ser recintos adyacentes
a ruido a?reo m?nimo de 65 dBA, medido y valorado
seg?n lo definido en el art?culo 33 de esta Ordenanza, respecto
a las piezas habitables de las viviendas colindantes con niveles
l?mite ms restrictivos. Asimismo, estos locales dispondrn de
Pgina n?m. 16 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
un aislamiento ac?stico bruto a ruido a?reo respecto al exterior
en fachadas y cerramientos exteriores de 40 dBA, medido
y valorado seg?n lo dispuesto en el art?culo 33 de esta
Ordenanza.
Tipo 3. Los establecimientos de espectculos p?blicos
y actividades recreativas, con actuaciones y conciertos con
m?sica en directo, debern disponer de los aislamientos ac?sticos
normalizado o diferencia de nivel normalizada, en caso
de ser recintos adyacentes, a ruido a?reo m?nimo, medidos
y valorados seg?n lo definido en el art?culo 33 de esta Ordenanza,
que se establecen a continuaci?n:
– 75 dBA, respecto a piezas habitables de colindantes
de tipo residencial distintos de viviendas.
– 75 dBA, respecto a piezas habitables colindantes residenciales
con el nivel l?mite ms restrictivo.
– 55 dBA, respecto al medio ambiente exterior y 65 dBA
respecto a locales colindantes con uso de oficinas y locales
de atenci?n al p?blico.
2. En establecimientos de espectculos p?blicos y de actividades
recreativas no se permitir alcanzar en el interior de
las zonas destinadas al p?blico, niveles de presi?n sonora
superiores a 90 dBA, salvo que en los accesos a dichos espacios
se d? adecuada publicidad a la siguiente advertencia:
«Los niveles sonoros producidos en esta actividad, pueden
producir lesiones permanentes en la funci?n auditiva.»
La advertencia ser perfectamente visible, tanto por su
dimensi?n como por su iluminaci?n.
3. En aquellos locales susceptibles de transmitir energ?a
sonora v?a estructural, ubicados en edificios de viviendas o
colindantes con ?stas, se deber disponer de un aislamiento
a ruidos de impacto tal que, medido y valorado, est? de acuerdo
a lo definido en el art?culo 33 de esta Ordenanza y el nivel
sonoro existente debido a la mquina de impactos, corregido
el ruido de fondo en las piezas habitables de las viviendas
adyacentes, no supere el valor de 35 dBA. Para el caso de
supermercados, a fin de evitar la molestia de los carros de
la compra y del transporte interno de mercanc?as, este l?mite
se establece en 40 dBA.
4. Los valores de aislamiento ac?stico exigidos a los locales
regulados en este art?culo se consideran valores de aislamiento
m?nimo, en relaci?n con el cumplimiento de las limitaciones
de emisi?n (NEE) e inmisi?n (NAE), exigidos en esta
Ordenanza. Por lo tanto, el cumplimiento de los aislamientos
ac?sticos para las edificaciones definidas en este art?culo no
exime del cumplimiento de los NEE y NAE para las actividades
que en ellas se realicen.
Art?culo 37. Instalaci?n de equipos limitadores controladores
ac?sticos.
1. En aquellos locales descritos en el art?culo 36 de la
presente Ordenanza, donde se disponga de equipo de reproducci
?n musical o audiovisual en los que los niveles de emisi?n
sonora pudieran de alguna forma ser manipulados directa o
indirectamente, se instalar un equipo limitador-controlador
que permita asegurar, de forma permanente, que bajo ninguna
circunstancia las emisiones del equipo musical superen los
l?mites admisibles de nivel sonoro en el interior de las edificaciones
adyacentes, as? como que cumplen los niveles de
emisi?n al exterior exigidos en esta Ordenanza.
2. Los limitadores-controladores debern intervenir en la
totalidad de la cadena de sonido, de forma espectral, al objeto
de poder utilizar el mximo nivel sonoro emisor que el aislamiento
ac?stico del local le permita. Ning?n elemento con
amplificaci?n podr estar fuera del control del limitadorcontrolador.
3. Los limitadores-controladores deben disponer de los
dispositivos necesarios que les permita hacerlos operativos,
para lo cual debern disponer al menos de las siguientes
funciones:
a) Sistema de calibraci?n interno que permita detectar
posibles manipulaciones del equipo de emisi?n sonora.
b) Registro sonogrfico o de almacenamiento de los niveles
sonoros habidos en el local emisor, para cada una de las
sesiones ruidosas, con indicaci?n de la fecha y hora de terminaci
?n y niveles de calibraci?n de la sesi?n, con capacidad
de almacenamiento de al menos un mes, el cual ser remitido
al Ayuntamiento los meses pares el primer ao y los impares
el segundo, siguiendo este orden alternativo los sucesivos,
todo ello sin perjuicio de que pueda ser recogido por la inspecci
?n municipal en cualquier momento.
c) Mecanismos de protecci?n, mediante llaves electr?-
nicas o claves de acceso que impidan posibles manipulaciones
posteriores, y si ?stas fuesen realizadas, debern quedar almacenadas
en una memoria interna del equipo.
d) Almacenamiento de los registros sonogrficos, as? como
de las calibraciones peri?dicas y del sistema de precintado,
a trav?s de soporte f?sico estable, de tal forma que no se
vea afectado por fallo de tensi?n, para lo que deber estar
dotado de los necesarios elementos de seguridad, tales como
bater?as, acumuladores, etc.
e) Sistema de inspecci?n que permita a los servicios t?cnicos
municipales una adquisici?n de los datos almacenados
a fin de que ?stos puedan ser trasladados a los servicios de
inspecci?n para su anlisis y evaluaci?n, bien f?sicamente,
o bien de forma automtica mediante un sistema de transmisi
?n telemtica diario, adecuado al protocolo que el Ayuntamiento
tenga establecido, de los datos recogidos por el limitador
controlador en cada sesi?n para que sean tratados en
un centro de procesos de datos que defina el Ayuntamiento.
El coste de la transmisi?n telemtica deber ser asumido por
el titular de la actividad.
f) Marca, modelo y n?mero de serie.
4. A fin de asegurar las condiciones anteriores, se deber
exigir al fabricante o importador de los aparatos, que los mismos
hayan sido homologados respecto a la norma que le sea
de aplicaci?n, para lo cual debern contar con el certificado
correspondiente en donde se indique el tipo de producto, marca
comercial, modelo, fabricante, peticionario, norma de referencia
base para su homologaci?n y resultado de la misma. As?
mismo, deber contar en la Comunidad Aut?noma de Andaluc
?a con servicio t?cnico con capacidad de garantizar a los
usuarios de estos equipos un permanente servicio de reparaci
?n o sustituci?n de ?stos en caso de aver?a.
5. El titular de la actividad ser el responsable del correcto
funcionamiento del equipo limitador-controlador, para lo cual
mantendr un servicio de mantenimiento permanente que le
permita en caso de aver?a de este equipo la reparaci?n o sustituci
?n en un plazo no superior a una semana desde la aparici
?n de la aver?a. As? mismo, ser responsable de tener un
ejemplar de Libro de Incidencias del limitador que establezca
el Ayuntamiento, que estar a disposici?n de los t?cnicos municipales
responsables que lo soliciten, en el cual deber quedar
claramente reflejada cualquier anomal?a sufrida por el equipo,
as? como su reparaci?n o sustituci?n por el servicio oficial
de mantenimiento, con indicaci?n de fecha y t?cnico responsable.
6. El ajuste del limitador-controlador ac?stico establecer
el nivel mximo musical que puede admitirse en la actividad
con el fin de no sobrepasar los valores l?mite mximos permitidos
por esta Ordenanza, tanto para el NEE como para
el NAE.
7. Previo al inicio de las actividades en las que sea obligatorio
la instalaci?n de un limitador-controlador, el titular de
la actividad deber presentar un informe, emitido por t?cnico
Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 17
competente, que contenga, al menos, la siguiente documentaci
?n:
a) Plano de ubicaci?n del micr?fono registrador del limitador-
controlador respecto a los altavoces instalados.
b) Caracter?sticas t?cnicas, seg?n fabricante, de todos los
elementos que integran la cadena de sonido. Para las etapas
de potencia se deber consignar la potencia RMS, y, para
los altavoces, la sensibilidad en dB/W a 1 m, la potencia
RMS y la respuesta en frecuencia.
c) Esquema unifilar de conexionado de todos los elementos
de la cadena de sonido, incluyendo el limitador-controlador,
e identificaci?n de los mismos.
d) Parmetros de instalaci?n del equipo limitadorcontrolador:
aislamiento ac?stico, niveles de emisi?n e inmisi
?n y calibraci?n.
8. Cualquier cambio o modificaci?n del sistema de reproducci
?n musical llevar consigo la realizaci?n de un nuevo
informe de instalaci?n.
CAPITULO II
Prescripciones t?cnicas que deben observar los proyectos de
actividades e instalaciones productoras de ruidos y vibraciones
Secci?n 1.ã Prescripciones t?cnicas generales
Art?culo 38. Instalaciones auxiliares y complementarias.
1. Sin perjuicio de lo establecido en otros art?culos de
esta Ordenanza, se exigir que en todos los proyectos de edificaci
?n se adopten las medidas preventivas necesarias, a fin
de conseguir que las instalaciones auxiliares y complementarias
de las edificaciones, tales como ascensores, equipos
individuales o colectivos de refrigeraci?n, puertas metlicas,
puertas de garaje, funcionamiento de mquinas, distribuci?n
y evacuaci?n de aguas, transformaci?n de energ?a el?ctrica,
se instalen con las precauciones de ubicaci?n y aislamiento
que garanticen que no se transmitan al exterior niveles de
ruido superiores a los establecidos en el art?culo 20, ni se
transmitan al interior de las viviendas o locales habitados niveles
sonoros superiores a los establecidos en los art?culos 18
y 19 o vibratorios superiores a los establecidos en el art?culo 23
de esta Ordenanza.
2. En toda edificaci?n de nueva construcci?n se debern
proyectar y ejecutar plantas t?cnicas al objeto de que alberguen
todos los equipos ruidosos afectos intr?nsecamente al servicio
del edificio. Las condiciones ac?sticas de estas plantas t?cnicas
sern similares a las condiciones exigidas en el art?culo 36
de esta Ordenanza.
3. Por la especial incidencia que en los objetivos de calidad
ac?stica tienen las instalaciones de climatizaci?n, ventilaci?n
y refrigeraci?n en general, dichas instalaciones se proyectarn
e instalarn siguiendo los criterios y recomendaciones t?cnicas
ms rigurosas, a fin de prevenir problemas en su funcionamiento.
Entre otras actuaciones, se eliminarn las conexiones r?gidas
en tuber?as, conductos y mquinas en movimiento; se
instalarn sistemas de suspensi?n elstica y, si fuese necesario,
bancadas de inercia o suelos flotantes para soportes
de mquinas y equipos ruidosos en general. Asimismo, las
admisiones y descarga de aire a trav?s de fachadas se realizar
n a muy baja velocidad, o instalando silenciadores y rejillas
ac?sticas que aseguren el cumplimiento de los l?mites
de calidad ac?stica.
4. En equipos ruidosos instalados en patios y azoteas,
que pudiesen tener una afecci?n ac?stica importante en su
entorno, se proyectarn sistemas correctores ac?sticos basndose
en pantallas, encapsulamientos, silenciadores o rejillas
ac?sticas, realizndose los clculos y determinaciones mediante
modelos de simulaci?n o cualquier otro sistema de predicci
?n de reconocida solvencia t?cnica que permita justificar
la idoneidad de los sistemas correctores propuestos y el cumplimiento
de los l?mites ac?sticos de aplicaci?n.
Art?culo 39. Aislamientos ac?sticos especiales en edificaciones.
1. Para las fachadas de las edificaciones que se construyan
en reas de sensibilidad ac?stica Tipo IV y V, por la
especial incidencia que el ruido ambiental y de trfico pudiera
ocasionar en los espacios interiores de ?stas, el Ayuntamiento
exigir al promotor de estas edificaciones que presente, antes
de la concesi?n de la licencia de ocupaci?n, un ensayo ac?stico,
emitido por t?cnico competente de acuerdo con el art?cu
lo 43 de esta Ordenanza, conforme al cual quede garantizado
que los niveles sonoros ambientales en el interior de las edificaciones
no superan los l?mites especificados en la Tabla
n?m. 1 del Anexo I de la presente Ordenanza.
2. Los aislamientos ac?sticos de las fachadas de estos
edificios sern de la magnitud necesaria para garantizar que
los niveles de ruido en el ambiente interior de la edificaci?n
no superan los establecidos en esta Ordenanza, debido a las
fuentes ruidosas origen del problema ac?stico.
3. Los ensayos ac?sticos a que hace referencia este art?cu
lo debern contemplar al menos el 25%del conjunto de viviendas
afectadas.
4. En caso de incumplirse esta exigencia, la concesi?n
de la licencia de ocupaci?n quedar condicionada a la efectiva
adopci?n de medidas correctoras por parte del promotor.
Secci?n 2.ã Elaboraci?n del estudio ac?stico
Art?culo 40. Deber de presentaci?n del estudio ac?stico.
1. Sin perjuicio de la necesidad de otro tipo de licencias
de instalaci?n o funcionamiento, los proyectos de actividades
e instalaciones productoras de ruidos y vibraciones a las que
se refiere la presente Ordenanza, as? como sus modificaciones
y ampliaciones posteriores con incidencia en la contaminaci?n
ac?stica, requerirn para su autorizaci?n, la presentaci?n de
un estudio ac?stico relativo al cumplimiento de las normas
de calidad y prevenci?n establecidas en esta Ordenanza.
2. El estudio ac?stico, redactado de conformidad con las
exigencias de esta Ordenanza que le resulten de aplicaci?n,
se adjuntar al proyecto de actividad y se remitir al Ayuntamiento
para su autorizaci?n.
3. Todas las autorizaciones administrativas para cuya
obtenci?n sea preciso presentar el correspondiente estudio
ac?stico, determinarn las condiciones espec?ficas y medidas
correctoras que debern observarse en cada caso en materia
de ruidos y vibraciones, en orden a la ejecuci?n del proyecto
y ejercicio de la actividad de que se trate.
Art?culo 41. Estudios ac?sticos de actividades sujetas a
calificaci?n ambiental y de las no incluidas en los Anexos
de la Ley 7/1994.
1. Para las actividades o proyectos sujetos a calificaci?n
ambiental, as? como para los no incluidos en los Anexos de
la Ley 7/1994, de 18 de mayo, de Protecci?n Ambiental,
el estudio ac?stico comprender, como m?nimo:
a) Descripci?n del tipo de actividad, zona de ubicaci?n
y horario de funcionamiento.
b) Descripci?n de los locales en que se va a desarrollar
la actividad, as? como los usos adyacentes y su situaci?n respecto
a viviendas u otros usos sensibles.
c) Caracter?sticas de los focos de contaminaci?n ac?stica
o vibratoria de la actividad, incluyendo los posibles impactos
ac?sticos asociados a efectos indirectos tales como trfico inducido,
operaciones de carga y descarga o n?mero de personas
que las utilizarn.
d) Niveles de emisi?n previsibles.
Pgina n?m. 18 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
e) Descripci?n de aislamientos ac?sticos y dems medidas
correctoras a adoptar.
f) Justificaci?n de que, una vez puesta en marcha, la
actividad no producir unos niveles de inmisi?n que inclumplan
los niveles establecidos en el Anexo I de la presente
Ordenanza.
g) En aquellos casos de control de vibraciones, se actuar
de forma anloga a la descrita anteriormente, definiendo con
detalle las condiciones de operatividad del sistema de control.
h) Para la implantaci?n de medidas correctoras basadas
en silenciadores, rejillas ac?sticas, pantallas, barreras o encapsulamientos,
se justificarn los valores de los aislamientos
ac?sticos proyectados y los niveles de presi?n sonora resultantes
en los receptores afectados.
i) Programaci?n de las medidas que debern ser realizadas
«in situ» que permitan comprobar, una vez concluido el proyecto,
que las medidas adoptadas han sido las correctas y
no se superan los l?mites establecidos en esta normativa.
2. La caracterizaci?n de los focos de contaminaci?n ac?stica
se realizar con indicaci?n de los espectros de emisiones
si fueren conocidos, bien en forma de niveles de potencia
ac?stica o bien en niveles de presi?n ac?stica. Si estos espectros
no fuesen conocidos se podr recurrir a determinaciones
emp?ricas. Para vibraciones se definirn las frecuencias perturbadoras
y la naturaleza de las mismas.
3. Tratndose de pubs o bares con m?sica y discotecas,
se utilizarn los espectros bsicos de emisi?n en dB, indicados
a continuaci?n, como espectros n?m. 1 y n?m. 2 respectivamente.
Para los clculos, el espectro n?m. 1 se considerar
como los niveles de presi?n sonora medios en campo reverberante;
y en el caso de discotecas, el espectro n?m. 2 se
considerar como los niveles de presi?n sonora medios en
la pista de baile.
4. Se habrn de valorar asimismo los ruidos que, por
efectos indirectos pueda ocasionar la actividad o instalaci?n
en las inmediaciones de su implantaci?n, con objeto de proponer
las medidas correctoras adecuadas para evitarlos o disminuirlos.
A estos efectos, deber prestarse especial atenci?n
a los siguientes casos:
a) Actividades que generen trfico elevado de veh?culos
como almacenes, locales p?blicos y especialmente actividades
previstas en zonas de elevada densidad de poblaci?n o con
calles estrechas, de dif?cil maniobra y/o con escasos espacios
de aparcamiento.
b) Actividades que requieren operaciones de carga o descarga
durante horas nocturnas definidas como tales.
Art?culo 42. Planos de los elementos de la actividad o
instalaci?n proyectada.
El estudio ac?stico incluir, seg?n los casos, al menos
los siguientes planos:
– Plano de situaci?n de la actividad o instalaci?n con
acotaciones respecto a los receptores ms afectados colindantes
y no colindantes, cuyos usos se definirn claramente.
– Planos de situaciones de los focos ruidosos con acotaciones
respectivas emisi?n-recepci?n, con identificaci?n de
niveles sonoros.
– Planos de secciones y alzados de los tratamientos
correctores proyectados, con acotaciones y definiciones de
elementos.
CAPITULO III
Ejecuci?n t?cnica de las medidas de prevenci?n ac?stica en
actividades sujetas a calificaci?n ambiental y en las no incluidas
en los Anexos de la Ley 7/1994
Art?culo 43. T?cnicos competentes para la realizaci?n de
estudios ac?sticos y ensayos ac?sticos de ruidos, vibraciones
y aislamientos ac?sticos.
Los estudios y ensayos ac?sticos correspondientes a proyectos
o actividades sometidas a calificaci?n ambiental y a
las no incluidas en los anexos de la Ley 7/1994, debern
ser realizados, bien por Entidades Colaboradoras de la Consejer
?a de Medio Ambiente en materia de Protecci?n Ambiental,
autorizadas en el campo de ruidos y vibraciones, conforme
al Decreto 12/1999, de 26 de enero, por el que se regulan
las entidades colaboradoras de la Consejer?a de Medio Ambiente
en materia de protecci?n ambiental, bien por t?cnicos acreditados
en contaminaci?n ac?stica, regulados por Orden de
la Consejer?a de Medio Ambiente de 29 de junio de 2004,
por la que se regulan los t?cnicos acreditados y la actuaci?n
subsidiaria de la Consejer?a en materia de contaminaci?n
ac?stica.
Art?culo 44. Certificaci?n de aislamiento ac?stico.
1. Efectuada la comprobaci?n del aislamiento ac?stico
realizado, as? como las medidas correctoras de ruidos y vibraciones,
el t?cnico competente, de conformidad con lo establecido
en el art?culo 43 de esta Ordenanza, emitir un certificado
de aislamiento ac?stico, en el que se justifique anal
?ticamente la adecuaci?n de la instalaci?n correctora propuesta
para la observancia de las normas de calidad y de prevenci?n
ac?stica que afecten a la actividad de que se trate.
2. La puesta en marcha de las actividades o instalaciones
que, dentro del mbito de esta Ordenanza, estn sujetas a
previa licencia municipal, no podr realizarse hasta tanto no
se haya remitido al Ayuntamiento la certificaci?n de aislamiento
ac?stico de las mismas, incluyendo los de las medidas programadas
seg?n el apartado i) del punto 1 del art?culo 41.
CAPITULO IV
R?gimen de actividades singulares
Secci?n 1.ã. Veh?culos a motor
Art?culo 45. Condiciones de utilizaci?n.
1. Se prohibe la circulaci?n de veh?culos a motor con
silenciadores no eficaces, incompletos, inadecuados o deteSevilla,
16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 19
riorados, y utilizar dispositivos que puedan anular la acci?n
del silenciador.
2. Se prohibe el uso de bocinas o cualquier otra seal
ac?stica dentro del n?cleo urbano, salvo en los casos de inminente
peligro, atropello o colisi?n. Se except?an los veh?culos
en servicio de la polic?a gubernativa o municipal, Servicio de
Extinci?n de Incendios y Salvamentos y otros veh?culos destinados
a servicios de urgencias debidamente autorizados que
quedarn, no obstante, sujetos a las siguientes prescripciones:
a) Todos los veh?culos destinados a servicios de urgencias,
dispondrn de un mecanismo de regulaci?n de la intensidad
sonora de sus dispositivos ac?sticos que la reducir a unos
niveles comprendidos entre 70 y 90 dBA durante el per?odo
nocturno (entre las 23 horas y las 7 horas de la maana).
b) Los conductores de los veh?culos destinados a servicio
de urgencias no utilizarn los dispositivos de sealizaci?n ac?stica
de emergencia nada ms que en los casos de notable
necesidad y cuando no sea suficiente la sealizaci?n luminosa.
Los jefes de los respectivos servicios de urgencias sern los
responsables de instruir a los conductores en la necesidad
de no utilizar indiscriminadamente dichas seales ac?sticas.
Art?culo 46. Restricciones al trfico.
Cuando en determinadas zonas o v?as urbanas se aprecie
una degradaci?n notoria del medio ambiente urbano por exceso
de ruido imputable al trfico, el Ayuntamiento podr prohibirlo
o restringirlo, salvo el derecho de acceso de los residentes
en la zona.
Secci?n 2.ã Normas para sistemas sonoros de alarmas
Art?culo 47. Clasificaci?n.
A efectos de esta Ordenanza, se entiende por sistema
de alarma todo dispositivo sonoro que tenga por finalidad indicar
que se est manipulando sin autorizaci?n la instalaci?n,
el bien o el local en el que se encuentra instalado.
Se establecen las siguientes categor?as de alarmas sonoras:
Grupo 1. Aquellas que emiten al medio ambiente exterior.
Grupo 2. Aquellas que emiten a ambientes interiores
comunes o de uso p?blico compartido.
Grupo 3. Aquellas cuya emisi?n sonora s?lo se produce
en el local especialmente designado para su control y vigilancia,
pudiendo ser ?ste privado o correspondiente a empresa
u organismo destinado a este fin.
Art?culo 48. Limitaciones de tonalidad.
Atendiendo a las caracter?sticas de su elemento emisor
s?lo se permite instalar alarmas con un s?lo tono o dos alternativos
constantes. Quedan expresamente prohibidas las alarmas
con sistema en los que la frecuencia se puede variar
de forma controlada.
Art?culo 49. Requisitos de las alarmas del grupo 1.
Las alarmas del Grupo 1 cumplirn los siguientes requisitos:
– La instalaci?n se realizar de tal forma que no deteriore
el aspecto exterior de los edificios.
– La duraci?n mxima de funcionamiento continuado del
sistema sonoro no podr exceder, en ning?n caso, de 60
segundos.
– Se autorizan sistemas que repitan la seal de alarma
sonora un mximo de dos veces, separadas cada una de ellas
por un per?odo de silencio comprendido entre 30 y 60
segundos.
– El ciclo de alarma sonora puede hacerse compatible
con la emisi?n de destellos luminosos.
– El nivel sonoro mximo autorizado es de 85 dBA, medidos
a 3 m de distancia y en la direcci?n de mxima emisi?n.
Art?culo 50. Requisitos de las alarmas del grupo 2.
Las alarmas del Grupo 2 cumplirn los siguientes requisitos:
– La duraci?n mxima de funcionamiento continuado del
sistema sonoro no podr exceder, en ning?n caso, de 60
segundos.
– Se autorizan sistemas que repitan la seal de alarma
sonora un mximo de dos veces, separadas cada una de ellas
por un per?odo de silencio comprendido entre 30 y 60
segundos.
– El ciclo de alarma sonora puede hacerse compatible
con la emisi?n de destellos luminosos.
– El nivel sonoro mximo autorizado es de 70 dBA, medidos
a 3 m. de distancia y en la direcci?n de mxima emisi?n.
Art?culo 51. Requisitos de las alarmas del grupo 3.
Las alarmas del Grupo 3:
– No tendrn ms limitaciones en cuanto a niveles sonoros
transmitidos a locales o ambientes colindantes que las
establecidas en esta Ordenanza.
Art?culo 52. Mantenimiento y pruebas.
Los sistemas de alarma, regulados por el Real Decreto
2364/1994, de 9 de diciembre, por el que se aprueba el
Reglamento de Seguridad Privada y dems disposiciones legales
sobre prestaciones privadas de servicios de seguridad, deber
n estar en todo momento en perfecto estado de ajuste y
funcionamiento con el fin de impedir que se activen por causas
injustificadas o distintas a las que motivaron su instalaci?n.
Se prohibe el accionamiento voluntario de los sistemas
de alarma, salvo en los casos y horarios que se indican a
continuaci?n:
a) Pruebas excepcionales, cuando se realizan inmediatamente
despu?s de la instalaci?n para comprobar su correcto
funcionamiento.
b) Pruebas rutinarias o de comprobaci?n peri?dica de
funcionamiento.
En ambos casos, las pruebas se realizarn entre las 10
y las 20 horas y por un per?odo de tiempo no superior a
cinco minutos. No se podr realizar ms de una comprobaci?n
rutinaria al mes y previo conocimiento de los servicios
municipales.
Secci?n 3ã. Actividades de ocio, espectculos p?blicos, recreativas,
culturales y de asociacionismo
Art?culo 53. Actividades en locales cerrados.
1. Adems de cumplir con los requisitos formulados en
los art?culos 35, 36, 37, 38 y 39 de esta Ordenanza, y dems
condiciones establecidas en las licencias de actividad, este
tipo de locales deber respetar el horario de cierre establecido
legalmente.
2. Adems, los titulares de los establecimientos debern
velar para que los usuarios no produzcan molestias al vecindario.
En caso de que sus recomendaciones no sean atendidas,
debern avisar inmediatamente a la polic?a municipal, a los
efectos oportunos.
3. En todos aquellos casos en que se haya comprobado
la existencia reiterada de molestias al vecindario, el Ayuntamiento
podr imponer al titular de la actividad, la obligaci?n
de disponer, como m?nimo, de una persona encargada de
la vigilancia en el exterior del establecimiento.
4. En las autorizaciones de licencia para veladores en
establecimientos de hosteler?a se contendrn los criterios a
Pgina n?m. 20 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
seguir, a fin de conseguir la minimizaci?n de los ruidos en
la v?a p?blica as? como su r?gimen de control.
Art?culo 54. Espectculos p?blicos y actividades recreativas
al aire libre.
1. En las autorizaciones que se otorguen para la realizaci
?n de espectculos p?blicos y actividades recreativas al
aire libre conforme a las condiciones establecidas en su normativa
espec?fica, figurarn como m?nimo los siguientes
requisitos:
a) Carcter estacional o de temporada.
b) Limitaci?n de horario de funcionamiento.
Si la actividad se realiza sin la correspondiente autorizaci
?n municipal el personal acreditado del Ayuntamiento
deber proceder a paralizar inmediatamente la actividad, sin
perjuicio del inicio del correspondiente expediente sancionador.
2. Los espectculos p?blicos o actividades recreativas que
conforme a su normativa espec?fica se realicen al aire libre,
con funcionamiento entre las 23 y las 7 horas y que dispongan
de equipos de reproducci?n musical, debern acreditar en el
correspondiente estudio ac?stico la incidencia de la actividad
en su entorno, al objeto de poder delimitar con claridad el
nivel mximo de volumen permitido a los equipos musicales,
a fin de asegurar que en el lugar de mxima afecci?n sonora
no se superen los correspondientes valores NAE definidos en
los art?culos 18 y 19 de esta Ordenanza.
3. Al objeto de poder asegurar esta exigencia, cuando
el nivel sonoro que pudieran producir los altavoces del sistema
de sonorizaci?n de la actividad en consideraci?n medido a
3 m de ?stos, sea superior a 90 dBA, los equipos de reproducci
?n sonora debern instalar un limitador-controlador que
cumpla lo preceptuado en el art?culo 37 de esta Ordenanza.
Art?culo 55 . Actividades ruidosas en la v?a p?blica.
1. Cuando se organicen actos en la v?a p?blica con proyecci
?n de carcter oficial, cultural, religioso o de naturaleza
anloga, el Ayuntamiento podr adoptar las medidas necesarias
para dispensar en las v?as o sectores afectados y durante
la realizaci?n de aqu?llas, los niveles sealados en las Tablas
1 y 2 del Anexo I de esta Ordenanza.
2. Asimismo, en la v?a p?blica y otras zonas de concurrencia
p?blica, no se podrn realizar actividades como cantar,
proferir gritos, hacer funcionar aparatos de radio, televisores,
instrumentos o equipos musicales, mensajes publicitarios,
altavoces independientes, dentro de veh?culos u otra,
que superen los valores NEE establecidos en el art?culo 20
de la presente Ordenanza, o en su caso, que por su intensidad
o persistencia generen molestias a los vecinos que, a juicio
de la Polic?a Local, resulten inadmisibles. Esta podr determinar
la paralizaci?n inmediata de dicha actividad o la inmovilizaci
?n del veh?culo o precintado del aparato del que procediera
el foco emisor.
Secci?n 4.ã. Condiciones ac?sticas exigibles en los trabajos
en la v?a p?blica y obras de edificaci?n
Art?culo 56. Uso de maquinaria al aire libre.
Los trabajos realizados en la v?a p?blica y en las edificaciones
se ajustarn a las siguientes prescripciones:
1. Todos los equipos y maquinarias de uso en obras al
aire libre debern disponer de forma visual el indicador de
su nivel de ruido seg?n lo establecido por la Uni?n Europea
si le fuere de aplicaci?n, siendo responsable el contratista de
la ejecuci?n de las obras de la observancia de los niveles
sonoros permitidos para la maquinaria.
2. El horario de trabajo ser el comprendido entre las 7
y las 23 horas, en los casos en los que los niveles de emisi?n
de ruido superen los indicados en la tabla n?m. 2 del Anexo I
de esta Ordenanza, para los per?odos nocturnos.
3. No se podrn emplear mquinas de uso al aire libre
cuyo nivel de emisi?n medido a 5 metros sea superior a 90
dBA. En caso de necesitar un tipo de mquina especial cuyo
nivel de emisi?n supere los 90 dBA, medido a 5 metros de
distancia, se pedir un permiso especial, donde se definir
el motivo de uso de dicha mquina y su horario de funcionamiento.
Dicho horario deber ser expresamente autorizado
por el Ayuntamiento.
4. Se except?an de la obligaci?n anterior las obras urgentes,
las que se realicen por razones de necesidad o peligro
y aqu?llas que por sus inconvenientes no puedan realizarse
durante el d?a.
Art?culo 57. Actividades de carga y descarga.
Se prohiben las actividades de carga y descarga de mercanc
?as, manipulaci?n de cajas, contenedores, materiales de
construcci?n y objetos similares entre las 23 y las 7 horas,
cuando estas operaciones superen los valores de inmisi?n establecidos
en los art?culos 18 y 19 de la presente Ordenanza
y afecten a zonas de vivienda o residenciales.
La recogida municipal de residuos urbanos se realizar
con el criterio de minimizaci?n de los ruidos, tanto en materia
de transporte, como de manipulaci?n de contenedores.
Para ello se contemplarn medidas de adaptaci?n de los
camiones y se fijarn criterios para la no producci?n de impactos
sonoros.
Secci?n 5.ã. Ruidos producidos en el interior de las edificaciones
por las actividades comunitarias que pudieran ocasionar
molestias
Art?culo 58. Ruidos en el interior de los edificios.
1. La producci?n de ruido en el interior de los edificios
deber mantenerse dentro de los valores l?mite que exige la
convivencia ciudadana y el respeto a los dems.
2. Se proh?be cualquier actividad perturbadora del descanso
en el interior de las viviendas, en especial desde las
23 hasta las 7 horas, que ocasione niveles del NAE superiores
a los establecidos en el Art?culo 18 de la presente Ordenanza.
En los casos en que su determinaci?n sea imposible o suponga
una excesiva dificultad t?cnica, se podr recurrir a lo dispuesto
en la Ley 8/99 de Propiedad Horizontal.
3. La acci?n municipal ir dirigida especialmente al control
de los ruidos y de las vibraciones en horas de descanso,
debido a:
a) El volumen de la voz humana.
b) Animales de compa?a.
c) Funcionamiento de electrodom?sticos, aparatos e instrumentos
musicales o ac?sticos.
d) Funcionamiento de instalaciones de aire acondicionado,
ventilaci?n y refrigeraci?n.
Art?culo 59. Ruidos provocados por animales de compa
?a.
1. Los poseedores de animales dom?sticos estn obligados
a adoptar las medidas necesarias para impedir que la
tranquilidad de sus vecinos sea alterada por el comportamiento
de aqu?llos.
2. Se prohibe, desde las 23 hasta las 7 horas, dejar
en patios, terrazas, galer?as y balcones u otros espacios abiertos,
animales dom?sticos que con sus sonidos perturben el
descanso de los vecinos.
Art?culo 60. Ruidos producidos por electrodom?sticos, instrumentos
musicales e instalaciones de aire acondicionado.
1. El funcionamiento de los electrodom?sticos de cualquier
clase, de los aparatos y de los instrumentos musicales o ac?sticos
en el interior de las viviendas, deber ajustarse de forma
Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 21
que no se superen los valores de NAE establecidos en el art?culo
18 de esta Ordenanza.
2. El funcionamiento de las instalaciones de aire acondicionado,
ventilaci?n y refrigeraci?n no deber originar en
los edificios contiguos o pr?ximos, no usuarios de estos servicios,
valores NAE superiores a los establecidos en los art?culos
18 y 19 de la presente Ordenanza.
TITULO V
NORMAS DE CONTROL Y DISCIPLINA ACUSTICA
CAPITULO I
Licencias municipales
Art?culo 61. Control de las normas de calidad y prevenci?n.
Las normas de calidad y de prevenci?n ac?stica establecidas
en la presente Ordenanza, sern exigibles a los responsables
de las actividades e instalaciones a trav?s de las
correspondientes autorizaciones municipales, sin perjuicio de
lo previsto en las normas de disciplina ambiental ac?stica.
Art?culo 62. Carcter condicionado de las licencias.
Las autorizaciones municipales, a trav?s de las cuales
se efect?a el control de las normas de calidad y de prevenci?n
ac?stica, legitiman el libre ejercicio de las actividades e instalaciones
a que se refiere esta Ordenanza, en tanto que ?stas
observen las exigencias y condicionamientos contemplados en
el proyecto y estudio ac?stico legalmente autorizado.
Art?culo 63. Actividades o instalaciones sujetas a calificaci
?n ambiental.
1. Corresponde al Ayuntamiento o Entidad Local competente
el control de las actividades e instalaciones productoras
de ruidos y vibraciones que estn sujetas a Calificaci?n
Ambiental, de conformidad con el art?culo 86.2 de la Ley
7/1994, de 18 de mayo, de Protecci?n Ambiental de Andaluc?a
y Decreto 297/1995, de 19 de diciembre, por el que se aprueba
el Reglamento de Calificaci?n Ambiental.
2. Los titulares de dichas actividades e instalaciones deber
n adjuntar al Proyecto T?cnico a que se refiere el Art?culo
9.1 del Decreto 297/1995, de 19 de diciembre, el Estudio
Ac?stico que se regula en los art?culos 40 y siguientes de
esta Ordenanza.
Art?culo 64. Actividades o instalaciones no sujetas a medidas
de prevenci?n ambiental.
Las actividades e instalaciones productoras de ruidos o
vibraciones precisadas de licencia municipal y no sujetas a
medidas de prevenci?n ambiental, conforme al Art?culo 8 de
la Ley 7/1994, de 18 de mayo, de Protecci?n Ambiental de
Andaluc?a, cuyo control corresponde al Ayuntamiento, debern
adjuntar a la solicitud de licencia el Estudio Ac?stico, en los
t?rminos regulados en esta Ordenanza.
Art?culo 65. Imposibilidad de adquisici?n por silencio de
facultades contrarias a la ordenanza.
En ning?n caso se entendern adquiridas por silencio
administrativo facultades en contra de lo dispuesto en esta
Ordenanza.
CAPITULO II
Vigilancia e inspecci?n de actividades sujetas a calificaci?n
ambiental y de las no incluidas en los anexos de la Ley 7/1994
Art?culo 66. Certificaciones de cumplimiento de las normas
de calidad y prevenci?n ac?stica.
1. El cumplimiento de las normas de calidad y prevenci?n
ac?stica por las actividades sujetas a calificaci?n ambiental
y por las no incluidas en los Anexos de la Ley 7/1994 ser
objeto de certificaci?n, cumpliendo con todos los requisitos
a este respecto definidos en esta Ordenanza, con anterioridad
a la puesta en marcha o entrada en funcionamiento de la
actividad o instalaciones, emitida por t?cnico competente de
conformidad con el art?culo 43 de esta Ordenanza.
2. En cualquier caso, las certificaciones de cumplimiento
de las normas de calidad y prevenci?n ac?stica, sern a cargo
del promotor o titular de la actividad o instalaci?n.
3. Con el fin de asegurar el correcto y permanente funcionamiento
de los equipos limitadores-controladores, el Ayuntamiento
podr exigir al titular de actividades en locales donde
se hayan instalado dichos instrumentos, que presente un informe
emitido por t?cnico competente, de conformidad con el
art?culo 43 de esta Ordenanza, donde se recojan las incidencias
habidas desde su instalaci?n primitiva o desde el ?ltimo informe
peri?dico emitido al respecto. El informe que se emita
comprobar la trazabilidad del equipo limitador-controlador
con respecto a la ?ltima configuraci?n, para lo cual deber
contemplar al menos los siguientes puntos:
a) Vigencia del certificado del limitador-controlador.
b) Comprobaci?n f?sica del conexionado el?ctrico y de
audio de los equipos, as? como de los distintos elementos
que componen la cadena de reproducci?n y de control.
c) Anlisis espectral en tercio de octava del espectro mximo
de emisi?n sonora del sistema de reproducci?n musical
a ruido rosa.
d) Comprobaci?n desde el ?ltimo informe de instalaci?n,
de la trazabilidad entre el informe de la instalaci?n vigente
y de los resultados obtenidos en la inspecci?n, as? como de
los requisitos normativos.
e) Incidencias habidas en su funcionamiento, con expresa
informaci?n sobre per?odos de inactividad, aver?as y dems
causas que hayan impedido el correcto funcionamiento del
mismo.
Art?culo 67. Atribuciones del Ayuntamiento.
1. Corresponde al Ayuntamiento la adopci?n de las medidas
de vigilancia e inspecci?n necesarias para hacer cumplir
las normas de calidad y de prevenci?n ac?stica establecidas
en esta Ordenanza, sin perjuicio de las facultades de la Consejer
?a de Medio Ambiente, en los t?rminos del art?culo 78
de la Ley 7/94, de 18 de mayo, de Protecci?n Ambiental.
2. El personal en funciones de inspecci?n medioambiental,
sin perjuicio de la necesaria autorizaci?n judicial para la
entrada en domicilio cuando no exista consentimiento del titular,
tendr, entre otras, las siguientes facultades:
a) Acceder, previa identificaci?n, en su caso, a las actividades,
instalaciones o mbitos generadores o receptores de
focos ruidosos.
b) Requerir la informaci?n y la documentaci?n administrativa
que autorice las actividades e instalaciones objeto de
inspecci?n.
c) Proceder a la medici?n, evaluaci?n y control necesarios
en orden a comprobar el cumplimiento de las disposiciones
vigentes en la materia y de las condiciones de la autorizaci?n
con que cuente la actividad.
3. Los titulares de las instalaciones o equipos generadores
de ruidos, tanto al aire libre como en establecimientos o locales,
facilitarn a los inspectores el acceso a instalaciones o focos
de emisi?n de ruidos y dispondrn su funcionamiento a las
distintas velocidades, cargas o marchas que les indiquen
dichos inspectores, pudiendo presenciar aqu?llos el proceso
operativo.
Art?culo 68. R?gimen de las denuncias.
1. Las denuncias que se formulen por incumplimiento
de las normas de prevenci?n y calidad ac?stica darn lugar
Pgina n?m. 22 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
a la apertura de las diligencias correspondientes, con la realizaci
?n de la correspondiente inspecci?n medioambiental, con
el fin de comprobar la veracidad de los hechos denunciados
y, si es necesario, a la incoaci?n de un expediente sancionador
al responsable, notificndose a los denunciantes la iniciaci?n
o no del mismo, as? como la resoluci?n que recaiga, en su
caso.
2. Al formalizar la denuncia se debern facilitar los datos
suficientes, tanto del denunciante, como de la actividad denunciada,
para que por los ?rganos municipales competentes puedan
realizarse las comprobaciones correspondientes.
Art?culo 69. Actuaci?n inspectora.
A los efectos de armonizar la actuaci?n inspectora, los
niveles de ruidos y vibraciones transmitidos, medidos y calculados,
que excedan de los valores fijados en la presenta
Ordenanza, se clasificarn en:
a) Aceptable, cuando no se sobrepasen los valores l?mite
establecidos.
b) No aceptable, cuando se sobrepasen los valores l?mite
establecidos.
En todo caso, para aplicar la clasificaci?n anterior, se
deber sustraer la incertidumbre calculada de la medida.
Art?culo 70. Contenido del acta de inspecci?n ac?stica.
1. El informe resultante de la actividad inspectora en los
t?rminos previstos en esta Ordenanza, podr ser:
a) Informe favorable. Cuando el resultado de la inspecci?n
determine que el nivel sonoro o de vibraci?n es aceptable.
b) Informe desfavorable. Cuando el resultado de la inspecci
?n determine que el nivel sonoro o de vibraci?n es no
aceptable.
2. Los informes expresarn, en su caso, la posibilidad
de aplicar las medidas correctoras necesarias para alcanzar
los niveles permitidos en esta Ordenanza, as? como el plazo
de ejecuci?n de las mismas, que nunca podr exceder de
un mes, salvo en casos debidamente justificados, en los que
podr concederse una pr?rroga.
3. En los informes desfavorables, se clasificarn los niveles
de ruido y vibraciones, en funci?n de los valores sobrepasados,
seg?n los siguientes criterios:
– Poco Ruidoso: Cuando la superaci?n de los l?mites aplicables
sea inferior o igual a 3 dBA, o el nivel de vibraci?n
supere en una curva la correspondiente curva base de
aplicaci?n.
– Ruidoso: Cuando el exceso de nivel sonoro sea superior
a 3 e inferior o igual a 6 dBA, o el nivel de vibraci?n supere
en dos curvas la correspondiente curva base de aplicaci?n.
– Intolerable: Cuando la superaci?n de los l?mites aplicables
sea superior a 6 dBA, o el nivel de vibraci?n supere
en tres curvas la correspondiente curva base de aplicaci?n.
CAPITULO III
Medidas cautelares
Art?culo 71. Adopci?n de medidas provisionales.
1. El ?rgano municipal competente para resolver el procedimiento
sancionador, en caso de urgencia y para la protecci
?n provisional de los intereses implicados, cuando en el
informe de inspecci?n se determinen niveles de superaci?n
en 6 o ms dBA, o en tres o ms curvas base respecto a
la mxima admisible, o ante el incumplimiento reiterado de
los requerimientos dirigidos a la implantaci?n de medidas
correctoras, adoptar, antes del inicio del procedimiento, todas
o alguna de las medidas provisionales siguientes:
a) El precintado del foco emisor.
b) La clausura temporal, total o parcial del establecimiento.
c) La suspensi?n temporal en su caso, de la autorizaci?n
que habilita para el ejercicio de la actividad.
d) Medidas de correcci?n, seguridad o control, que impidan
la continuidad en la producci?n del riesgo o dao.
2. Las medidas establecidas en el apartado anterior se
debern ratificar, modificar o levantar en el correspondiente
acuerdo de inicio del procedimiento administrativo sancionador,
que debe efectuarse en los quince d?as siguientes a la
adopci?n del acuerdo.
3. Las medidas establecidas en el apartado 1 de este
art?culo pueden ser adoptadas por el ?rgano municipal competente
para iniciar el expediente en cualquier momento, una
vez iniciado el procedimiento sancionador, con el fin de asegurar
la eficacia de la resoluci?n final.
Art?culo 72. Cese de actividades sin licencia.
Todo agente de la autoridad podr ordenar el cese de
cualquier actividad sin licencia que supere, notoriamente, los
niveles de producci?n de ruidos y vibraciones establecidos
en la presente Ordenanza. La orden ser efectuada por escrito,
notificada por el propio agente en el domicilio de la actividad
y remitida, en un plazo mximo de cuarenta y ocho horas,
al ?rgano competente para iniciar el expediente sancionador,
el cual en el plazo de quince d?as deber ratificar o levantar
la orden de cese.
Art?culo 73. Multas coercitivas.
A fin de obligar a la adopci?n de las medidas correctoras
que sean procedentes, el ?rgano municipal competente podr
imponer multas coercitivas sucesivas de hasta 300 euros cada
una u otra cantidad superior que sea autorizada por las leyes,
que se ejecutarn una vez transcurrido el plazo otorgado para
la adopci?n de la medida ordenada.
Art?culo 74. Medidas cautelares en relaci?n con los veh?-
culos a motor.
1. Los procedimientos para las medidas y valoraciones
de los ruidos producidos por motocicletas, ciclomotores y autom
?viles, as? como los sistemas de medici?n con el veh?culo
parado, son los establecidos en el Anexo III de la Ordenanza.
2. Al amparo de lo dispuesto en el art?culo 5.1.f) del
Real Decreto 1987/1985, de 24 de septiembre, sobre normas
bsicas de instalaci?n y funcionamiento de las estaciones de
inspecci?n t?cnica de veh?culos, los agentes de la polic?a local
formularn denuncia contra el propietario o usuario de todo
veh?culo que sobrepase los niveles mximos permitidos, indic
ndole la obligaci?n de que en el plazo de diez d?as, deber
presentar informe de la estaci?n de inspecci?n t?cnica de veh?-
culos. La tarifa por este servicio ser sufragada por el titular
del veh?culo. El incumplimiento de dicha obligaci?n implicar
la prohibici?n de circular con el referido veh?culo.
3. Los agentes de la polic?a local inmovilizarn y trasladar
n al dep?sito municipal, sin necesidad de utilizar aparatos
medidores, aquellos veh?culos que circulen sin silenciador
o con tubo resonador.
4. Los veh?culos inmovilizados podrn ser retirados del
dep?sito municipal una vez cumplidos los siguientes requisitos:
a) Abonar las tasas correspondientes.
b) Suscribir un documento mediante el que el titular se
comprometa a realizar la reparaci?n necesaria hasta obtener
el informe favorable de la estaci?n de inspecci?n t?cnica de
veh?culos.
c) El Ayuntamiento podr exigir el dep?sito de una fianza
para asegurar el cumplimiento del compromiso firmado.
Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 23
CAPITULO IV
Infracciones y sanciones
Art?culo 75. Infracciones y sanciones administrativas.
Se consideran infracciones administrativas las acciones
u omisiones que sean contrarias a las normas de prevenci?n
y calidad ac?stica tipificadas como tales en la Ley 37/2003,
de 17 de noviembre, del Ruido y en la Ley 7/1994, de 18
de mayo, de Protecci?n Ambiental, siendo sancionables de
acuerdo con lo dispuesto en las mismas.
Las infracciones se clasifican en graves y leves, de conformidad
con los criterios siguientes:
– Leves: Cuando el informe de inspecci?n defina la actividad
como Poco Ruidosa o Ruidosa.
– Graves: Cuando el informe desfavorable de inspecci?n
catalogue la actividad ruidosa como Intolerable.
Art?culo 76. Personas responsables.
Son responsables de las infracciones, seg?n los casos,
y de conformidad con el art?culo 130 de la Ley 30/1992,
de 26 de noviembre, de R?gimen Jur?dico de las Administraciones
P?blicas y del Procedimiento Administrativo Com?n,
las siguientes personas f?sicas o jur?dicas:
a) Los titulares de las licencias o autorizaciones de la
actividad causante de la infracci?n.
b) Los explotadores o realizadores de la actividad.
c) Los t?cnicos que emitan los certificados correspondientes.
d) El titular del veh?culo o motocicleta o su conductor.
e) El causante de la perturbaci?n ac?stica.
Art?culo 77. Procedimiento sancionador.
1. Las autoridad municipal competente ordenar la incoaci
?n de los expedientes sancionadores e impondr las sanciones
que correspondan, de conformidad con la normativa
vigente sobre procedimiento para el ejercicio de la potestad
sancionadora.
2. El plazo mximo para resolver y notificar la resoluci?n
expresa en el procedimiento sancionador en materia de protecci
?n ambiental, ser de 10 meses, de conformidad con
la Ley 9/2001, de 12 de julio, por la que se establece el
sentido del silencio administrativo y los plazos de determinados
procedimientos como garant?as procedimentales para los
ciudadanos.
Art?culo 78. Graduaci?n de las multas.
1. Las multas correspondientes a cada clase de infracci?n
se graduarn teniendo en cuenta, como circunstancias agravantes,
la valoraci?n de los siguientes criterios:
a) El riesgo de dao a la salud de las personas.
b) El beneficio econ?mico derivado de la actividad
infractora.
c) La intencionalidad o negligencia del causante de la
infracci?n.
d) La reincidencia por comisi?n en el t?rmino de dos
aos de ms de una infracci?n de la misma naturaleza cuando
as? haya sido declarado con resoluci?n firme.
e) La comisi?n de la infracci?n en zonas ac?sticamente
saturadas.
f) El grado de superaci?n de los niveles admisibles y de
la obstaculizaci?n de la labor inspectora, as? como el grado
de incumplimiento de las medidas de autocontrol.
2. Tendr la consideraci?n de circunstancia atenuante
de la responsabilidad, la adopci?n espontnea, por parte del
autor de la infracci?n, de medidas correctoras con anterioridad
a la incoaci?n del expediente sancionador.
Art?culo 79. Prescripci?n de infracciones y sanciones.
Las infracciones y sanciones administrativas previstas en
la presente Ordenanza, prescribirn en los siguientes plazos:
Las graves en el plazo de dos aos y las leves en el plazo
de seis meses.
Disposici?n adicional ?nica
El Ayuntamiento, dentro del mbito de aplicaci?n de esta
Ordenanza, es competente para hacer cumplir la normativa
comunitaria, la legislaci?n estatal y la legislaci?n de la Comunidad
Aut?noma, en materia de protecci?n ac?stica.
Disposici?n transitoria ?nica.
Las actividades e instalaciones a que se refiere la presente
Ordenanza que estuvieren en funcionamiento con anterioridad
al 18 de marzo de 2004, debern ajustarse a las normas
establecidas en el Reglamento de Protecci?n contra la Contaminaci
?n Ac?stica en Andaluc?a, aprobado por Decreto
326/2003, de 25 de noviembre, sin perjuicio de serles aplicables
desde la entrada en vigor de esta Ordenanza los l?mites
de inmisi?n sonora, los de vibraciones, as? como las normas
de prevenci?n ac?stica.
Pgina n?m. 24 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
GRAFICO NUM. 1 CURVAS BASES DE NIVELES DE INMISION
DE VIBRACIONES
ANEXO II
TABLA I. LIMITES MAXIMOS DE EMISION SONORA
POR MOTOCICLETAS Y CICLOMOTORES
Los l?mites mximos de nivel sonoro para ciclomotores
y veh?culos autom?viles de cilindrada no superior a 50 c.c.,
sern:
De dos ruedas: 80 dBA.
De tres ruedas: 82 dBA.
Los l?mites para las motocicletas sern los siguientes:
Categor?a de motocicletas Valores expresados
Cilindrada en dB(A)
n 80 c.c. 78
n125 c.c. 80
n350 c.c. 83
=500 c.c. 85
)500 c.c. 86
TABLA II. LIMITES MAXIMOS DE EMISION SONORA PARA
OTROS VEHICULOS
Categor?as de veh?culos Valores
expresados en dB(A)
– Veh?culos destinados al transporte de
personas con capacidad para 8 plazas
sentadas como mximo, adems del asiento
del conductor 80
– Veh?culos destinados al transporte de
personas con capacidad para ms
de 8 plazas sentadas, adems del
asiento del conductor, y cuyo peso m-
ximo no sobrepase las 3,5 toneladas 81
– Veh?culos destinados al transporte de
personas con capacidad para ms
de 8 sentadas, adems del asiento del
conductor, y cuyo peso mximo exceda
las 3,5 toneladas 82
– Veh?culos destinados al transporte de
personas con capacidad para ms
de 8 plazas sentadas, adems del asiento
del conductor, cuyo motor tenga una potencia
igual o superior a 147 kW (ECE) 85
– Veh?culos destinados al transporte de
mercanc?as, que tengan un peso mximo
que no exceda de 12 toneladas 86
Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 25
Categor?as de veh?culos Valores
expresados en dB(A)
– Veh?culos destinados al transporte de
mercanc?as, que tengan un peso mximo
que exceda de 12 toneladas y cuyo
motor tenga una potencia igual o superior
a 147 kW (ECE) 88
ANEXO III
MEDIDAS DE NIVELES SONOROS DE EMISION DE VEHICULOS
A MOTOR
ANEXO III.1. METODOS Y APARATOS DE MEDIDA DEL RUIDO
PRODUCIDO POR MOTOCICLETAS Y CICLOMOTORES
1. Aparatos de medida.
1.1. Se utilizar un son?metro de alta precisi?n, clase 1,
de acuerdo con las especificaciones del reglamento de Protecci
?n contra la Contaminaci?n Ac?stica. La medida se efectuar
 con una red de ponderaci?n y una constante de tiempo
conformes, respectivamente, a la curva A y al tiempo de «respuesta
rpida».
1.2. Se calibrar el son?metro con referencia a una fuente
de ruido estndar inmediatamente antes y despu?s de cada
serie de ensayos. Si el valor indicado por el son?metro en
uno de estos calibrados difiere en ms de 1 dB del valor
correspondiente medido en el ?ltimo calibrado en campo ac?stico
libre (es decir, en su calibrado anual), el ensayo se deber
considerar como no vlido. La desviaci?n efectiva ser indicada
en la comunicaci?n relativa a la homologaci?n.
1.3. La velocidad de giro del motor se medir con tac?-
metro independiente, cuya exactitud ser tal que la cifra obtenida
difiera en un 3%, como mximo, de la velocidad efectiva
de giro.
2. Condiciones de ensayo.
2.1. Terreno de ensayo.
2.1.1. Las medidas se realizarn sobre un terreno despejado
donde el ruido ambiental y el ruido del viento sean
inferiores al menos en 10 dB(A) del ruido a medir. En el
momento del ensayo no debe encontrarse en la zona de medida
ninguna persona a excepci?n del observador y del conductor,
cuya presencia no debe perturbar el resultado de la medida.
2.1.2. Se considerar como zona de medida apropiada
todo lugar al aire libre, constituido por un rea pavimentada
de hormig?n, asfalto o de otro material duro de fuerte poder
de reflexi?n, excluy?ndose la superficie de tierra, batida o no,
y sobre la que pueda trazar un rectngulo cuyos lados se
encuentren a tres metros como m?nimo de los extremos de
la motocicleta o ciclomotor y en el interior del cual no se
encuentre ning?n obstculo notable: En particular se evitar
colocar la motocicleta o ciclomotor a menos de un metro de
un bordillo de acera cuando se mide el ruido de escape.
2.1.3. Las medidas no se realizarn en condiciones
meteorol?gicas desfavorables. Si se utiliza una protecci?n contra
viento, se tendr en cuenta su influencia sobre la sensibilidad
y las caracter?sticas direccionales del micr?fono.
2.2. Veh?culo.
2.2.1. Antes de proceder a las medidas se pondr el
motor en sus condiciones normales de funcionamiento en lo
que se refiere a:
2.2.1.1. Las temperaturas.
2.2.1.2. El reglaje.
2.2.1.3. El carburante.
2.2.1.4. Las buj?as, el carburador, etc. (seg?n proceda).
2.3. Si la motocicleta est provista de dispositivos que
no son necesarios para su propulsi?n, pero que se utilizan
cuando la motocicleta est en circulaci?n normal en carretera,
estos dispositivos debern estar en funcionamiento conforme
a las especificaciones del fabricante.
3. M?todo de ensayo del ruido de las motocicletas y ciclomotores
parados.
3.1. Naturaleza del terreno de ensayo-condiciones del
lugar (ver figura 1).
3.1.1. Las medidas se realizarn con la motocicleta parada
en una zona que no presente perturbaciones importantes
en el campo sonoro.
3.1.2. Durante el ensayo no debe haber ninguna persona
en la zona de medida, a excepci?n del observador y del conductor
cuya presencia no debe perturbar el resultado de la
medida.
3.2. Ruidos parsitos e influencia del viento.
3.3. M?todo de medida.
3.3.1. N?mero de medidas.
Se realizarn tres medidas como m?nimo en cada punto.
No se considerarn vlidas las medidas si la diferencia
entre los resultados de tres medidas hechas inmediatamente
una detrs de otra es superior a 2 dB(A). Se anotar el valor
ms alto dado por estas tres medidas.
3.3.2. Posici?n y preparaci?n de la motocicleta.
La motocicleta se colocar en el centro de la zona de
ensayo, con la palanca de cambio de marcha en punto muerto
y el motor embragado. Si el diseo de la motocicleta no permite
respetar esta prescripci?n, la motocicleta se ensayar de acuerdo
con las especificaciones del fabricante relativas al ensayo
del motor con la motocicleta parada. Antes de cada serie de
medidas se debe poner el motor en sus condiciones normales
de funcionamiento, tal como lo defina el fabricante.
3.3.3. Medida del ruido en las proximidades del escape
(ver figura 1).
3.3.3.1. Posici?n del micr?fono.
3.3.3.1.1. La altura del micr?fono respecto al suelo debe
ser igual a la del orificio de salida de los gases de escape,
pero en cualquier caso se limitar a un valor m?nimo de 0,2
metros.
3.3.3.1.2. La membrana del micr?fono se debe orientar
hacia el orificio de salida de gases y se colocar a una distancia
de 0,5 metros de ?l.
3.3.3.1.3. El eje de sensibilidad mxima del micr?fono
debe ser paralelo al suelo y formar un ngulo de 45ë > 10ë
con el plano vertical que determina la direcci?n de salida de
los gases. Se respetarn las instrucciones del fabricante del
son?metro en lo relativo a este eje. Con relaci?n al plano vertical,
debe colocarse el micr?fono de forma que se obtenga
la distancia mxima a partir del plano longitudinal medio de
la motocicleta. En caso de duda se escoger la posici?n que
da la distancia mxima entre el micr?fono y el contorno de
la motocicleta.
3.3.3.1.4. En el caso de escapes de dos o ms salidas
que disten entre s? menos de 0,3 metros, se hace una sola
medida quedando determinada la posici?n del micr?fono con
relaci?n a la salida ms alta desde el suelo.
3.3.3.1.5. Para las motocicletas cuyo escape consta de
varias salidas, con sus ejes a distancias mayores 0,3 metros,
se hace una medida para cada salida, como si cada una de
ellas fuera ?nica y se considerar el nivel mximo.
3.3.3.2. Condiciones de funcionamiento del motor.
3.3.3.2.1. El r?gimen del motor se estabilizar en uno
de los siguientes valores:
– S/2, si S es superior a 5.000 rpm.
– 3/4 S, si S es inferior o igual a 5.000 rpm.
3.3.3.2.2. Una vez alcanzado el r?gimen estabilizado,
se lleva rpidamente el mando de aceleraci?n a la posici?n
de ralent?. El nivel sonoro se mide durante un per?odo de
funcionamiento que comprende un breve espacio de tiempo
Pgina n?m. 26 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
a r?gimen estabilizado, ms toda la duraci?n de la deceleraci
?n, considerando como resultado vlido de la medida el
correspondiente a la indicaci?n mxima del son?metro.
4. Interpretaci?n de los resultados.
4.1. El valor considerado ser el que corresponda al nivel
sonoro ms elevado. En el caso en que este valor supere en
1 dB(A) el nivel mximo autorizado para la categor?a a la
que pertenece la motocicleta en ensayo, se proceder a una
segunda serie de dos medidas.
Tres de los cuatro resultados as? obtenidos debern estar
dentro de los l?mites prescritos.
4.2. Para tener en cuenta la imprecisi?n de los aparatos
de medida, los valores le?dos en el aparato durante la medida
se disminuirn en 1 dB(A).
ANEXO III.2. METODOS Y APARATOS DE MEDIDA DEL RUIDO
PRODUCIDO POR LOS AUTOMOVILES
1. Aparatos de medida.
1.1. Se utilizar un son?metro de alta precisi?n, clase 1
de acuerdo con las especificaciones establecidas en este Reglamento.
La medida se har un factor de ponderaci?n y una
constante de tiempo conformes, respectivamente, a la curva
A y al tiempo de «respuesta rpida».
1.2. El son?metro ser calibrado por referencia a una
fuente de ruido estndar inmediatamente antes y despu?s de
cada serie de ensayos. Si el valor indicado por el son?metro
durante uno u otro de estos calibrados se aleja en ms de
1 dB del valor correspondiente medido durante el ?ltimo calibrado
en campo ac?stico libre (es decir, durante el calibrado
anual), el ensayo deber ser considerado como no vlido. La
desviaci?n efectiva ser indicada en la comunicaci?n relativa
a la homologaci?n.
1.3. El r?gimen del motor ser medido por medio de
un taqu?metro independiente cuya precisi?n ser tal que el
valor obtenido no se aleje ms del 3 por 100 del r?gimen
efectivo de rotaci?n.
2. Condiciones de ensayo.
2.1. Terreno de ensayo.
2.1.1. Las medidas se harn sobre un terreno despejado
donde el ruido ambiental y el ruido del viento sean inferiores
al menos en 10 dB(A) del ruido a medir. Durante el ensayo
ninguna persona debe encontrarse en la zona de medida con
excepci?n del observador y del conductor, cuya presencia no
debe perturbar la medida.
2.1.2. Se considerar como zona de medida apropiada
todo lugar al aire libre, constituido por un rea pavimentada
de hormig?n, asfalto o de otro material duro de fuerte poder
de reflexi?n, excluy?ndose la superficie de tierra, batida o no,
y sobre la que pueda trazar un rectngulo cuyos lados se
encuentren a tres metros como m?nimo de los extremos del
veh?culo y en el interior del cual no se encuentre ning?n obst
culo notable: en particular se evitar colocar el veh?culo a
menos de un metro de un bordillo de acera cuando se mida
el ruido de escape.
2.1.3. Las medidas no deben realizarse con condiciones
meteorol?gicas desfavorables. Si se utiliza una envoltura contra
el viento, se tendr en cuenta su influencia sobre la sensibilidad
y las caracter?sticas direccionales del micr?fono.
2.2. Veh?culos.
2.2.1. Las medidas se harn estando los veh?culos en
vac?o y, salvo en el caso de los veh?culos inseparables, sin
remolque o semirremolque.
2.2.2. Antes de las medidas el motor deber alcanzar
sus condiciones normales de funcionamiento en lo referente a:
2.2.2.1. Las temperaturas.
2.2.2.2. Los reglajes.
2.2.2.3. El carburante.
2.2.2.4. Las buj?as, el o los carburadores, etc. (seg?n
el caso).
2.2.3. Si el veh?culo tiene ms de dos ruedas motrices,
se ensayarn tal y como se supone que se utiliza normalmente
en carretera.
2.2.4. Si el veh?culo est equipado de dispositivos que
no son necesarios para su propulsi?n, pero son utilizados cuando
el veh?culo circula normalmente por carretera, estos dispositivos
debern estar en funcionamiento conforme a las especificaciones
del fabricante.
3. M?todo de ensayo del ruido emitido por el veh?culo
parado.
3.1. Medida del ruido emitido por el veh?culo parado.
3.1.1. Naturaleza del terreno de ensayo. Condiciones
ambientales.
3.1.1.1. Las medidas se efectuarn sobre el veh?culo
parado en una zona tal que el campo sonoro no sea perturbado
notablemente.
3.1.1.2. Durante el ensayo ninguna persona debe encontrarse
en la zona de medida con excepci?n del observador
y del conductor, cuya presencia no debe perturbar la medida.
3.1.2. Ruidos parsitos e influencia del viento. Los niveles
de ruido ambiental en cada punto de medida deben ser al
Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 27
menos 10 dB(A) por debajo de los niveles medidos en los
mismos puntos en el curso del ensayo.
3.1.3. M?todo de medida.
3.1.3.1. N?mero de medidas. Sern efectuadas tres medidas,
al menos, en cada punto de medici?n. Las medidas s?lo
sern consideradas vlidas si la desviaci?n entre los resultados
de las tres medidas, hechas inmediatamente una despu?s de
la otra, no son superiores a 2 dB(A). Se retendr el valor
ms elevado obtenido en estas tres medidas.
3.1.3.2. Puesta en posici?n y preparaci?n del veh?culo.
El veh?culo ser colocado en el centro de la zona de ensayo,
la palanca de cambio de velocidades colocada en el punto
muerto y el embrague conectado. Si la concepci?n del veh?culo
no lo permite, el veh?culo ser ensayado de acuerdo con las
especificaciones del fabricante relativas al ensayo estacionario
del motor. Antes de cada serie de medidas el motor debe
ser llevado a sus condiciones normales de funcionamiento,
tal y como han sido definidas por el fabricante.
3.1.3.3. Medidas de ruido en proximidad del escape (ver
figura 2).
3.1.3.3.1. Posiciones del micr?fono.
3.1.3.3.1.1. La altura del micr?fono sobre el suelo debe
ser igual a la del orificio de salida de los gases de escape,
pero no debe ser nunca inferior a 0,2 metros.
3.1.3.3.1.2. La membrana del micr?fono debe ser orientada
hacia el orificio de salida de los gases y colocada a una
distancia de 0,5 metros de este ?ltimo.
3.1.3.3.1.3. El eje de sensibilidad mxima del micr?fono
debe ser paralelo al suelo y formar un ngulo de 45ë > 10ë
con el plano que determina la direcci?n de salida de los gases.
Se respetarn las instrucciones del fabricante del son?metro
en lo relativo a este eje. Con relaci?n al plano vertical, debe
colocarse el micr?fono de forma que se obtenga la distancia
mxima a partir del plano longitudinal medio del veh?culo.
En caso de duda se escoger la disposici?n que da la distancia
mxima entre el micr?fono y el per?metro del veh?culo.
3.1.3.3.1.4. Para los veh?culos que tengan un escape
con varias salidas espaciadas entre s? menos de 0,3 metros,
se hace una ?nica medida, siendo determinada la posici?n
del micr?fono en relaci?n a la salida ms pr?xima a uno de
los bordes extremos del veh?culo o, en su defecto, por la relaci
?n a la salida situada ms alta sobre el suelo.
3.1.3.3.1.5. Para los veh?culos que tengan una salida
del escape vertical (por ejemplo, los veh?culos industriales)
el micr?fono debe ser colocado a la altura de la salida. Su
eje debe ser vertical y dirigido hacia arriba. Debe ir situado
a una distancia de 0,5 metros del lado del veh?culo ms pr?ximo
a la salida de escape.
3.1.3.3.1.6. Para los veh?culos que tengan un escape
de varias salidas espaciadas entre s? ms de 0,3 metros, se
hace una medici?n para cada salida, como si fuera la ?nica,
y se retiene el valor ms elevado.
3.1.3.3.2. Condiciones de funcionamiento del motor.
3.1.3.3.2.1. El motor debe funcionar a un r?gimen estabilizado
igual a 3/4 S para los motores de encendido por chispa
y motores diesel.
3.1.3.3.2.2. Una vez que se alcance el r?gimen estabilizado,
el mando de aceleraci?n se lleva rpidamente a la
posici?n de ralent?. El nivel sonoro se mide durante un per?odo
de funcionamiento comprendiendo un breve per?odo de r?gimen
estabilizado y toda la duraci?n de la deceleraci?n, siendo
el resultado vlido de la medida aqu?l que corresponda al
registro mximo del son?metro.
3.1.3.3.3. Medida del nivel sonoro. El nivel sonoro se
mide en las condiciones prescritas en el prrafo 3.1.3.3.2
anterior. El valor medido ms alto es anotado y retenido.
4. Interpretaci?n de los resultados.
4.1. Las medidas del ruido emitido por un veh?culo en
marcha sern consideradas vlidas si la desviaci?n entre las
dos medidas consecutivas de un mismo lado del veh?culo no
es superior a 2 dB(A).
4.2. El valor retenido ser aqu?l correspondiente al nivel
sonoro ms elevado. En el caso en que este valor fuese superior
en 1 dB(A) al nivel mximo autorizado, para la categor?a a
la cual pertenece el veh?culo a ensayar, se proceder a una
segunda serie de dos medidas. Tres de los cuatro resultados
as? obtenidos debern estar en el l?mite prescrito.
4.3. Para tener en cuenta de la imprecisi?n de los aparatos
de medida, los valores le?dos sobre los aparatos durante la
medida deben ser disminuidos 1 dB(A).
Pgina n?m. 28 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
ANEXO IV
DEFINICIONES
A efectos de la presente Ordenanza se establecen los
siguientes conceptos y unidades:
– Diferencia de Nivel Estandarizada D1S, 2m, nT:
Es la diferencia de niveles, en decibelios, correspondiente
a un valor de referencia del tiempo de reverberaci?n en el
local de recepci?n:
D2m,nT = D2ai + log (T/T0) dB
donde T0 = 0,5 s.
– Diferencia de Niveles Normalizados Aparentes Dn:
Es la diferencia de niveles, en decibelios, correspondiente
a un rea de absorci?n de referencia en el recinto receptor:
Dn = D ± 10 log (A/A0) dB
donde:
D es la diferencia de niveles, en decibelios.
A es el rea de absorci?n ac?stica equivalente del recinto
receptor, en metros cuadrados.
A0 es el rea de absorci?n de referencia, en metros cuadrados
(para recintos en viviendas o recintos de tamao comparable:
A0 = 10m2).
– Diferencia de Niveles Normalizados Ponderados Dn,w:
Es la magnitud global de la diferencia de nivel normalizada
aparente Dn, valorada de acuerdo con la Norma UNE-EN-ISO
717-1.
– Diferencia de Nivel Normalizado Ponderados de Elementos
D1S 2m nT w
Es la magnitud global de la diferencia de nivel estandarizada
D1S 2m nT w, valorada de acuerdo con la Norma
UNE-EN-ISO 717-1.
– Diferencia de Nivel Normalizado Ponderados de Elementos
Corregido con el T?rmino de Adaptaci?n Espectral C,
D1S 2m nT w + C.
Es el valor de la magnitud global D1S 2m nT, w corregido
con el t?rmino de adaptaci?n espectral a ruido rosa ponderado
A, seg?n la Norma UNE-EN-ISO 717-1.
– Ensayo: Operaci?n t?cnica que consiste en la determinaci
?n de una o varias caracter?sticas de un producto, proceso,
instalaci?n o servicio, basndose en un procedimiento
espec?fico.
– Ensayo ac?stico: Operaci?n t?cnica basada en una sistem
tica de mediciones ac?sticas, cuyo objetivo es la determinaci
?n de un ?ndice de valoraci?n ac?stico.
Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 29
– Espectro de frecuencia: Es la representaci?n de la distribuci
?n energ?tica de un ruido en funci?n de sus frecuencias
componentes.
– Estudio ac?stico: Es el conjunto de documentos acreditativos
de la identificaci?n y valoraci?n de impactos ambientales
en materia de ruidos y vibraciones.
– Frecuencia f: Es el n?mero de pulsaciones por segundo
de una onda ac?stica senoidal. Es equivalente a la inversa
del per?odo.
– Frecuencia Fundamental: Es la frecuencia de la onda
senoidal componente de una onda ac?stica compleja, cuya
presi?n ac?stica frente a las restantes ondas componentes
es mxima.
– Frecuencias Preferentes: Son las indicadas en la norma
UNE 74.002.78 entre 100 y 5.000 Hz.
Para tercios de octava son: 100, 125, 160, 200, 315,
400, 500, 630, 800, 1.000, 1.250, 1.600, 2.000, 3.150,
4.000 y 5.000 Hz.
– Indice de Reducci?n Sonora Aparente R': Es 10 veces
el logaritmo decimal del cociente entre la potencia ac?stica
W1 incidente sobre la pared en ensayo y la potencia ac?stica
total transmitida al recinto receptor si, adems de la potencia
sonora W2 transmitida a trav?s del elemento separador, es
significativa la potencia sonora W3 transmitida a trav?s de
elementos laterales de otros componentes; se expresa en
decibelios:
R’ = 10 log (W1/(W2 + W3)) dB
– Indice Ponderado de Reducci?n Sonora Aparente R’w.
Es la magnitud global del ?ndice de reducci?n sonora aparente
R’ valorado de acuerdo con la Norma UNE-ENISO
717-1.
– Indice de Reducci?n Sonora Aparente Corregido con
el T?rmino de Adaptaci?n Espectral C. R’w + C.
Es el valor de la magnitud global R`w corregida con el
t?rmino de adaptaci?n espectral a ruido rosa ponderado A,
seg?n la Norma UNE-EN-ISO 717-1.
– Inspecci?n: Examen de un diseo de producto, servicio,
proceso o instalaci?n, y la determinaci?n de su conformidad
con requisitos espec?ficos o bien con requisitos generales
basndose en un juicio profesional.
– K: Parmetro obtenido mediante la diferencia
Laim ± Laeq1min y que determina el valor del ?ndice de penalizaci
?n K2 por ruido impulsivo.
– K1: Es el ?ndice corrector para la valoraci?n de las molestias
producida por ruidos con componentes tonales.
– K2: Es el ?ndice corrector para la valoraci?n de la molestia
producida por los ruidos impulsivos.
– Nivel Ac?stico de Evaluaci?n, NAE: NAE es un par-
metro que trata de evaluar las molestias producidas en el interior
de los locales por ruidos fluctuantes procedentes de instalaciones
o actividades ruidosas.
Su relaci?n con el nivel equivalente (LAeq) se establece
mediante:
NAE = LA eq + A
Siendo A el mayor entre los valores de las correcciones
P, K1 y K2.
– LA eq: Nivel Continuo Equivalente en dBA procedente
del foco emisor del ruido objeto de medici?n, durante el tiempo
de evaluaci?n.
– L90: Es el nivel sonoro alcanzado o sobrepasado el 90%
del tiempo.
– Leq, Nivel Continuo Equivalente: Se define como el nivel
de un ruido constante que tuviera la misma energ?a sonora
de aqu?l a medir durante el mismo per?odo de tiempo. Su
f?rmula matemtica es:
siendo:
T = Per?odo de medici?n = T2 ± T1.
P (t) = Presi?n sonora en el tiempo.
P0 = Presi?n de referencia (2*10-5 Pa).
– Laim: Valor correspondiente a una serie de determinaciones
del nivel sonoro colocando el detector del son?metro
en modo IMPULSE.
– Nivel d?a-tarde-noche Lden.
El nivel d?a-tarde-noche Lden en decibelios (dB) se determina
aplicando la f?rmula siguiente:
donde:
– Lday es el nivel sonoro medio a largo plazo ponderado
A definido en la norma ISO 1996-2:1987, determinado a
lo largo de todos los per?odos diurnos de un ao.
– Levening es el nivel sonoro medio a largo plazo ponderado
A definido en la norma ISO 1996-2:1987, determinado a
lo largo de todos los per?odos vespertinos de un ao.
– Lnight es el nivel sonoro medio a largo plazo ponderado
A definido en la norma ISO 1996-2:1987, determinado a
lo largo de todos los per?odos nocturnos de un ao, donde
al d?a le corresponden 12 horas, a la tarde 4 y a la noche
8 horas.
– Nivel de Emisi?n al Exterior NEE: Es el nivel de ruido
medido en el exterior del recinto donde est ubicado el foco
ruidoso, que es alcanzado o sobrepasado el 10% del tiempo
de medida (L10), medido durante un per?odo m?nimo de 15
minutos, habi?ndose corregido el ruido de fondo.
– Nivel Percentil: LN: Indica los niveles de ruido lineal
o ponderado A, que han sido alcanzados o sobrepasados en
N% del tiempo.
L10: Nivel de ruido, alcanzado o sobrepasado el 10%
del tiempo.
L50: Nivel de ruido, alcanzado o sobrepasado el 50%
del tiempo.
L90: Nivel de ruido, alcanzado o sobrepasado el 90%
del tiempo.
– Nivel de Presi?n Ac?stica SPL, LP: LP o SPL Unidad
el dB. Se define mediante la expresi?n siguiente:
LP = SPL = 20 log (P/P0)
Donde:
P es la presi?n ac?stica considerada en Pa.
P0 es la presi?n ac?stica de referencia (2*10-5 Pa).
– Nivel Sonoro en dBA.
Se define el nivel sonoro en dBA como el nivel de presi?n
sonora, modificado de acuerdo con la curva de ponderaci?n A,
que corrige las frecuencias ajustndolas a la curva de audici?n
del o?do humano.
Pgina n?m. 30 BOJA n?m. 158 Sevilla, 16 de agosto 2005
– Nivel Sonoro Corregido D?a-Noche LDN:
K LDN=10 Log (1/24) [16.10LeqD/10+8.10(LeqN????+10)/10]
K LeqD = Nivel sonoro medio diurno (7-23 h).
K LeqN = Nivel sonoro medio nocturno (23-7 h).
– Nivel Sonoro Medio Diurno, LAeqD:
Es el nivel sonoro medio a largo plazo ponderado A, definido
en la forma UNE-EN-ISO 1996-2:1997, determinado
a lo largo del per?odo de 7-23 h.
– Nivel Sonoro Medio Nocturno, LAeqN.
Es el nivel sonoro medio a largo plazo ponderado A, definido
en la Norma UNE-EN-ISO 1996-2:1997, determinado
a lo largo del per?odo de 23-7 h.
– Octava: Es el intervalo de frecuencias comprendido entre
una frecuencia determinada y otra igual al doble de la anterior.
– P: Factor corrector utilizado en la valoraci?n del NAE,
para valorar las molestias producidas por los ruidos en aquellos
casos de bajos niveles de ruido de fondo.
– Reverberaci?n: Es el fen?meno de persistencia del sonido
en un punto determinado del interior de un recinto, debido
a reflexiones sucesivas en los cerramientos del mismo.
– Ruido: Es una mezcla compleja de sonidos con frecuencias
fundamentales diferentes. En un sentido amplio puede
considerarse ruido cualquier sonido que interfiere en alguna
actividad humana.
– Ruido Blanco y Ruido Rosa: Son ruidos utilizados para
efectuar las medidas normalizadas. Se denomina ruido blanco
al que contiene todas las frecuencias con la misma intensidad.
Su espectro en tercios de octava es una recta de pendiente
3 dB/octava. Si el espectro en tercios de octava es un valor
constante, se denomina ruido rosa.
– Ruido de Fondo: Es el nivel de ruido medido en un
lugar cuando la actividad principal generadora del ruido objeto
de la evaluaci?n est parada. El ruido de fondo se puede
expresar por cualquier ?ndice de evaluaci?n Leq, L10, L90, etc.
– Sonido: Es la sensaci?n auditiva producida por una onda
ac?stica. Cualquier sonido complejo puede considerarse como
resultado de la audici?n de varios sonidos producidos por
ondas senoidales simultneas.
– Sustracci?n de Niveles Energ?ticos: En dB, se puede
calcular num?ricamente, aplicando la siguiente expresi?n:
SPLT = SPL1 + SPL2
de donde:
SPL2 = 10 Log [10SPL
T
/10 ± 10SPL
1
/10]
Tambi?n se puede calcular aproximadamente, utilizando
la siguiente expresi?n:
SPL2 = SPL1 ± B
donde B se determina mediante la siguiente tabla:
Diferencia de niveles Valor num?rico
SPLT±SPL1 B (dB)
Ms de 10 dB 0
De 6 a 9 dB 1
De 4 a 5 dB 2
3 dB 3
2 dB 5
1 dB 7
– Tiempo de reverberaci?n: TR.
Es el tiempo en el que la presi?n ac?stica se reduce a
la mil?sima parte de su valor inicial (tiempo que tarda en
reducirse el nivel de presi?n en 60 dB una vez cesada la
emisi?n de la fuente sonora. Es funci?n de la frecuencia. Puede
calcularse, con aproximaci?n suficiente, mediante la siguiente
expresi?n:
TR = 0,163 V/A
donde:
V: Es el volumen del local en m3.
A: Es el rea de absorci?n equivalente del local en m2.
Tono Puro: Cualquier sonido que pueda ser percibido
como un tono ?nico o una sucesi?n de tonos ?nicos.
– Ruidos Impulsivos: Aquel sonido de muy corta duraci?n,
generalmente inferior a 1 segundo, con una abrupta subida
y rpida disminuci?n del nivel sonoro.
ANEXO V
NORMAS REFERENCIADAS EN ESTA ORDENANZA
– UNE-EN-60651, 1996. Son?metros. Sustituye a UNE
20.464 (1990) y adopta ?ntegramente la Norma Internacional
CEI-651 (1979).
– UNE-EN-ISO 717. Ac?stica. Evaluaci?n del aislamiento
ac?stico en los edificios y de los elementos de construcci?n.
Parte 1: Aislamiento a ruido a?reo.
Parte 2: Aislamiento a ruidos de impacto.
– UNE-EN-ISO 140. Ac?stica. Medici?n del aislamiento
ac?stico en los edificios y de los elementos de construcci?n.
Parte 4: Medici?n «in situ» del aislamiento al ruido a?reo
entre locales.
Parte 5. Mediciones «in situ» del aislamiento ac?stico
a ruido a?reo de elementos de fachada y de fachada.
Parte 7: Medici?n «in situ» del aislamiento ac?stico de
suelos a ruidos de impacto.
– Normas UNE 20942 para calibradores sonoros ac?sticos.
– Norma UNE 21328 Filtros de octava, de media octava
y tercios de octava en anlisis de ruido y vibraciones.
– Norma ISO 1996 Ac?stica-Descripci?n y Medici?n del
Ruido Ambiental:
ISO 1996 Parte 1 1982: Cantidades bsicas y procedimientos.
ISO 1996 Parte 2 1987: Adquisici?n de datos (corregida
en 2002).
ISO 1996 Parte 3 1987: Aplicaci?n de l?mites de ruido
(corregida en 2002).
– Normas ISO 8041 sobre equipos de medida de vibraciones.
– CEI-651. Son?metros de Precisi?n. (1979). De la Comisi
?n Electrot?cnica Internacional.
– CE-804-85- Son?metros integradores.
– CEI-1260. Filtros en bandas y en tercios de octavas.
– CEI-179 (1996). Son?metros de Precisi?n, de la Comisi
?n Electrot?cnica Internacional.
Sevilla, 16 de agosto 2005 BOJA n?m. 158 Pgina n?m. 31
– NBA-CA-81-82-88. Norma Bsica de Edificaci?n. Condiciones
Ac?sticas en la Edificaci?n.
– BOE n?m. 119, de 19 de mayo de 1982. Reglamento
n?m. 41 sobre homologaci?n en lo referente al ruido. Medida
de niveles sonoros producidos por veh?culos a motor. Anexo
3: Medidas y aparatos de medida del ruido producido por
motocicletas.
– BOE n?m. 148, de 22 de junio de 1983. Reglamento
n?m. 51 sobre prescripciones uniformes relativas a la homologaci
?n de los autom?viles que tienen al menos cuatro ruedas,
en lo que concierne al ruido; anejo al acuerdo relativo al cumplimiento
de condiciones uniformes de homologaci?n y reconocimiento
rec?proco de la homologaci?n de equipos y piezas
de veh?culos a motor, hecho en Ginebra el 20 de marzo de
1958 (R. 1962, 7; R. 1977, 2158 y N. Dicc. 25035).
– Ley 7/1994, de 18 de mayo, de Protecci?n Ambiental.
– Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de R?gimen Jur?dico
de las Administraciones P?blicas y del Procedimiento Administrativo
Com?n.
– Ley 9/2001, de 12 de julio, por la que se establece
el sentido del silencio administrativo y los plazos de determinados
procedimientos como garant?as procedimentales para
los ciudadanos.
– Ley 7/1985, de 2 de abril, de Bases de R?gimen Local.
– Ley 13/1999, de 15 de diciembre, de Espectculos
P?blicos y Actividades Recreativas de Andaluc?a.
– Ley 37/ 2003 del Ruido, de 17 de noviembre.
– Decreto 74/1996, de 20 de febrero, por el que se aprueba
el Reglamento de la Calidad del Aire.
– Orden de la Consejer?a de Medio Ambiente, de 23 de
febrero de 1996, que desarrolla el Decreto 74/1996, de 20
de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de la Calidad
del Aire, en materia de Medici?n, Evaluaci?n y Valoraci?n
de Ruidos y Vibraciones.
– Orden de 3 de septiembre de 1998, por la que se
aprueba el modelo tipo de ordenanza municipal de protecci?n
del medio ambiente contra los ruidos y vibraciones.
– Orden de 16 de diciembre de 1998, por la que se
regula el control metrol?gico del Estado sobre instrumentos
destinados a medir niveles de sonido audible.
– Decreto 12/1999, de 26 de enero, por el que se regulan
las Entidades Colaboradoras de la Consejer?a de Medio
Ambiente en materia de Protecci?n Ambiental.
– Decreto 78/2002, de 26 de febrero, por el que se aprueba
el Catlogo de Espectculos P?blicos, Actividades Recreativas
y Establecimientos P?blicos.
– Real Decreto 1987/1985, de 24 de septiembre, sobre
normas bsicas de instalaci?n y funcionamiento de las estaciones
de inspecci?n t?cnica de veh?culos.
– Directiva 2000/14/CE, relativa a la aproximaci?n de
las legislaciones de los Estados miembro sobre emisiones sonoras
en el entorno, debidas a las mquinas de uso al aire libre,
y las normas complementarias.
– Directiva 2002/49/CE, del Parlamento Europeo y del
Consejo, de 25 de junio de 2002, sobre evaluaci?n y gesti?n
del ruido ambiental.

20170828 Update 300-101 dumps, | 70-480 exam, | 400-101, | 300-075 dumps, | 200-601 exam, | 070-413 pdf, | 156-110 dumps, | MB2-712, | 3M0-600 study guide pdf, | 70-410 exam, | 70-486 vce, | 700-801, | 070-488, | 400-101 exam practice, | 210-260 dumps, \ 70-461 dumps, \ 98-366, \ 2V0-621D pdf, \ 70-411, \ 70-413, \ CSSLP, \ 300-101, \ 210-065 exam, \ JK0-022 pdf, \ 300-320 dumps, \ 70-488, \ C2020-004 study guide pdf, \ CWNA-106, \ 400-201 vce, \ ADM-201, \ 98-365, \ 301B practice, \ 070-412, \ 300-070 dumps, \ 300-208, \ H11-851 pdf, \ A00-201, \ 810-403 exam, \ 400-051 dumps, \ PMP Exam PDF, \ 3308 exam, \ AWS-SYSOPS pdf, \ CISSP dumps, \ CLAD, \ 700-270 study guide pdf, \ 2V0-621 exam, \ 700-505 vce, \ Microsoft 70-534 exam, \ 810-403, \ Microsoft 70-347 practice, \ 70-384, \ MCP 70-532 dumps, \ JN0-332, \ C2090-560 pdf, \ N10-005, \ SY0-401, \ 70-483, \ CompTIA Security+ SY0-401 Exam, \ CCNA Wireless 200-355 exam, \ 010-151 pdf, \ 500-007 dumps, \ NS0-157, \ 74-343 study guide pdf, \ M70-101, \ AX0-100 vce, \ CISM, \ CCNP Security 300-209 Exam, \ Salesforce ADM-201 practice, \ 700-501, \ MB2-713 dumps, \ CompTIA N10-006 Exam, \ 9A0-385 pdf, \ 70-462, \ 700-260, \ 70-487, \ 1Z0-062 exam, \ CISM exam, \ S90-08A pdf, \ PEGACSA71V1 dumps, \ M70-301, \ 70-486 study guide pdf, \ 1Z1-054, \ 98-379 vce, \ E20-005, \ 70-410, \ 101 practice, \ GSEC, \ 70-464 dumps, \ DEV-401, \ 1Z0-808 pdf, \ IIA-CFSA, \ 1Z0-822, \ 70-467, \ 500-285, \ 210-260 exam, \ 700-039 pdf, \ 642-980 dumps, \ JK0-018, \ 400-351 study guide pdf, \ P2065-035, \ 70-480 vce, \ JN0-102 Exam, \ 640-911, \ 1Z0-497 practice, \ 840-425, \ C2010-597 dumps, \ 640-875, \ 70-331 pdf, \ 2V0-621, \ 70-483, \